El asesino del sable se tomó fotos con sus víctimas

Los estudiantes pensaron que el asesino se había disfrazado por Halloween por lo que 'muchos querían tomarse fotos con el'.

El joven llegó disfrazado con un traje de las Guerras de las Galaxias a una escuela. Nadie sospechó de sus intenciones.
El joven llegó disfrazado con un traje de las Guerras de las Galaxias a una escuela. Nadie sospechó de sus intenciones.

Estocolmo, Suecia.

Un hombre enmascarado y armado con un sable, descrito por la prensa como simpatizante de la ultraderecha, mató a dos personas e hirió gravemente a dos más, antes de ser abatido este jueves en un colegio sueco al que concurren numerosos inmigrantes.

Este ataque, rarísimo en el reino escandinavo, se produjo el jueves por la mañana en Trollhättan, en una escuela que acoge a 400 alumnos de entre seis y 15 años de edad, muchos de ellos jóvenes inmigrantes que llegaron recientemente a Suecia.

Según los medios de comunicación suecos, al verlo llegar con una máscara de la Guerra de las Galaxias, los alumnos pensaron que era un disfraz de Halloween y que se trataba de una broma, según uno de ellos.

"Cuando lo vimos, pensamos que era una broma. Llevaba una máscara, estaba vestido de negro y portaba un largo sable. Algunos alumnos querían hacerse fotos con él", relató.

Dos alumnos que se lo encontraron en un pasillo le pidieron a una amiga que les sacara una foto con él. Después, el agresor los atacó y uno de ellos murió por las heridas, informaron las autoridades de Suecia.

En una foto publicada por medios de Suecia se puede ver al joven de 21 años posando a una cámara de un celular junto a dos estudiantes.

Según contó la joven que tomó la imagen, ella salió de su aula para buscar un objeto académico cuando vio a dos amigos en el pasillo con el hombre enmascarado que le pidieron que les sacara una foto y ella lo hizo. Poco después, contó, un profesor salió a pedirle que se retirara porque estaba asustando a los estudiantes.

"Él asintió con la cabeza, luego le clavó el cuchillo por el lado izquierdo. Lo último que le escuché decir a él fue 'Llamen a una ambulancia", señaló la joven.

Sin móvil conocido

El agresor, abatido por la policía, era un joven de 21 años que vivía en Trollhättan, anunció la policía, sin revelar su identidad ni brindar mayores precisiones sobre la investigación. Se desconocía el móvil del atacante.

Medios de prensa suecos identificaron al atacante como Anton Lundin Pettersson y afirmaron que tenía una cuenta en YouTube en la que difundía material sobre Adolf Hitler y la Alemania nazi, por lo que la policía investiga un eventual móvil político. Agregaron que era muy hostil al islam y a la inmigración.



La Prensa