El escalofriante testimonio de un sobreviviente del ataque de la secta

El hermano del joven muerto a golpes por sus padres en reunión de una secta cuenta su versión ante el juez.

El hermano de Lucas Leonard explicó cómo sus padres lo golpearon hasta la muerte por no querer confesar sus pecados.
El hermano de Lucas Leonard explicó cómo sus padres lo golpearon hasta la muerte por no querer confesar sus pecados.

Nueva York, Estados Unidos.

Diez días después de que un adolescente fuera golpeado a muerte por sus padres y otros miembros de una secta de una pequeña ciudad estadounidense en el estado de Nueva York, el testimonio del hermano aportó algunas respuestas.

Lucas Leonard, de 19 años, murió por los golpes que recibió durante dos horas la noche del domingo 11 de octubre. Le pegaron sus padres, su media hermana y otros tres miembros de la "World Christian Church", una pequeña congregación instalada en una antigua escuela de New Hartford, Nueva York.

Su hermano de 17 años, Christopher, quien también fue golpeado y tuvo que ser hospitalizado durante varias horas, atestiguó este miércoles ante la justicia.

Acusados.2(800x600)
La hermana del joven junto a tres miembros de la secta fueron acusados de asalto, mientras que los padres del fallecido enfrentan el delito de homicidio.



Habló en la audiencia de "remordimiento", de puñetazos y de que fue azotado con un cable eléctrico.

Con un tono de voz muy bajo, a veces inaudible, contó que el pastor les había pedido a los hermanos que se quedaran después de un largo oficio religioso el domingo para hablar de "lo que habían hecho".

Sus padres, Bruce y Deborah Leonard, de 65 y 59 años, y su media hermana Sarah Ferguson --madre de cuatro hijos-- estaban presentes. También estaban con ellos otros tres miembros de la secta. Los padres fueron acusados de homicidio y las otras cuatro personas de asalto. Todos se declararon no culpables.

El adolescente contó que le pegaron en el vientre, lo golpearon con un cable eléctrico y lo retuvieron varias horas en una larga sesión que duró hasta las 3 de la mañana del lunes. El castigo, explicó, se debía a que los hermanos no querían responder a las preguntas sobre lo que "habían hecho". El joven no dio ningún detalle sobre lo que les reprochaban.

Lea más: Padres asesinan a su hijo durante rito de una secta en EUA

Además: Matan a su hijo al intentar darle una lección sobre el alcohol

El jefe de policía de New Hartford, Michael Inserra, dijo la semana pasada que Lucas había sido golpeado a muerte porque al parecer había expresado su deseo de abandonar la cerrada secta de unos 40 adultos y niños.

Christopher fue confiado a los servicios sociales, junto a los demás niños de la congregación. Se le preguntó si había intentado defenderse. El joven respondió que no tenía armas. "Levanté mis manos", dijo, explicando que ese era todo su arsenal.

La Prensa