La crisis de los refugiados que divide a Europa

Los ministros de la UE se reunirán en una nueva cumbre para buscar soluciones a la crisis humanitaria.

La UE aprobó ayer el reparto de unos 120,000 refugiados en unos 28 países.
La UE aprobó ayer el reparto de unos 120,000 refugiados en unos 28 países.

Bruselas, Bélgica.

Los mandatarios de la Unión Europea se reúnen este miércoles en una cumbre en Bruselas sobre la crisis migratoria en medio de profundas divisiones, tras el acuerdo alcanzado la víspera para el reparto de 120.000 refugiados.

El martes, los ministros de Interior aprobaron el plan de reparto de 120.000 refugiados sirios, iraquíes y eritreos llegados a Grecia e Italia, a pesar de que cuatro países del centro y este del bloque votaran en contra.

La decisión, que supone que cada país del bloque, con la excepción de Gran Bretaña, reciba una parte de los refugiados se impone igualmente a esos cuatro países --República Checa, Eslovaquia, Rumania y Hungría-- a pesar de su rechazo.

Los ministros no llegaron a un consenso y se vieron obligados a adoptar la medida por mayoría cualificada, exponiendo sus divisiones.

A sólo unas horas de reunirse con sus homólogos en Bruselas, el primer ministro húngaro, Viktor Orban, fustigó el "imperialismo moral" que, según él, la canciller alemana Angela Merkel intenta imponer al resto de Europa en la crisis de los refugiados.

En tanto, el primer ministro eslovaco, Robert Fico, repitió que su país "no tiene intención" de respetar las cuotas de refugiados y que presentó una denuncia ante la justicia europea.

"El futuro mostrará hasta qué punto esto es un error", lamentó el presidente checo, Milos Zeman, que espera revocar la decisión en la cumbre de esta tarde.

Lea más: Cinco claves para entender la crisis de los refugiados en Europa

Además: EUA confirma que recibirá a miles de refugiados sirios

Por su parte, también horas antes del comienzo de la cumbre, la Comisión Europea propuso movilizar hasta 1.700 millones de euros en 2015 y 2016 para hacer frente a la crisis. El dinero irá tanto a los Estados miembros como a los países vecinos de Siria que recibieron unos cuatro millones de refugiados así como las agencias de la ONU que administran los campos de refugiados.


La Prensa