Más noticias

Así son las lujosas tumbas de los narcos mexicanos

Con precios de casi medio millón de dólares, las 'narcotumbas' están equipadas con cocinas, dormitorios y aire acondicionado.

VER MÁS FOTOS
La tumba de Arturo Beltrán Leyva, 'el jefe de jefes' tuvo un costo de $650,000. Posee sistema de alarmas, televisión satelital, dos habitaciones y una cocina. El capo fue abatido durante una operación organizada por la Marina en 2009
La tumba de Arturo Beltrán Leyva, 'el jefe de jefes' tuvo un costo de $650,000. Posee sistema de alarmas, televisión satelital, dos habitaciones y una cocina. El capo fue abatido durante una operación organizada por la Marina en 2009

Ciudad de México.

Los grandes narcotraficantes mexicanos continúan siendo noticia aún después de su muerte. Sus lujos, poder y dinero los llevan a la fama y la conservan en el más allá con impresionantes mausoleos faraónicos, construidos a la medida en la devastada y desangrada ciudad de Sinaloa.

En el Panteón Jardines de Humaya, en una de las orillas de la capital estatal, los narcos abatidos se llevan la ostentación a sus tumbas, que en realidad se parecen más a pequeñas mansiones que a sitios para enterrar cadáveres.

En este cementerio de lujo los mausoleos son edificaciones monumentales de mármol, cantera gris o rosa, granito, cercas de acero inoxidable y cristal. Los restos yacen en ataúdes de finas maderas en las 'mini mansiones' que pueden ser de dos o hasta tres pisos.

Fotogaleria: Las espectaculares tumbas de los narcos mexicanos

Los albañiles son una constante. Un grupo de ellos ha levantado cinco tumbas en el último año. "No preguntamos para no enredarnos. Mejor no saber de quién son. Si fueran de narcos, ellos también tienen derecho a descansar en paz", señala un obrero a la BBC mundo.

Las más ostentosas no tienen nombre. Tumbas de epitafios ausentes, pero de hasta tres pisos, con aire acondicionado y sistema de alarma.

Uno de los casos más llamativos, es el mausoleo de casi medio millón de dólares en el que descansan los restos del rey del Cristal, el sanguinario y vengativo Ignacio Coronel, muerto en 2010. Su tumba tiene sistemas de alarma y musica funcional, además de wi-fi y aire acondicionado.

El Fundador del Cartel de Juárez, Amado Carrillo Fuentes, uno de los capos de la droga más poderosos de su época, fallecido en 1997 mientras se sometía a una operación de cirugía plástica facial para cambiar completamente su aspecto, no se queda atrás y cuenta con un mausoleo valorado en $ 490.000. Fue construido en el estilo neogótico, por su gusto de la arquitectura clásica.

Lea más: Hijos del Chapo Guzmán presumen sus lujos

Además: "El Chapo" Guzmán temía ser asesinado en EUA

Y así, provocadores hasta en la muerte, los narcos del Cartel de Sinaloa han construido sus propias tumbas, en la capital del estado, Culiacán, cuyos cementerios cuentan la historias de la inmensa riqueza de los señores de la droga", reseña el Dialy Mail.