EUA indemnizará a 15 latinos por redada injustificada

Los perjudicados serán beneficiados con un alivio migratorio de siete años.

Los demandantes recibirán una indemnización económica de más de 300,000 dólares.
Los demandantes recibirán una indemnización económica de más de 300,000 dólares.

California, Estados Unidos.

Quince hispanos indocumentados se beneficiarán con un alivio migratorio de siete años tras acordar con las autoridades migratorias de Estados Unidos terminar una demanda por una redada "injustificada" ocurrida hace cinco años en Nashville, Tennessee.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) de Tennessee, que demandó en nombre de los inmigrantes, llegó hoy a un acuerdo con el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) para resolver la querella federal por la redada, ocurrida en octubre de 2010.

ICE y el Departamento Metropolitano de Policía de Nashville (MNPD), capital del estado, acordaron además del beneficio migratorio el pago total de 310.000 dólares para terminar todas la demandas.

Al menos 20 agentes de ICE rodearon el complejo de apartamentos Clairmont, habitado mayoritariamente por hispanos, y sin aparente orden de registro, comenzaron a golpear puertas y a gritar que eran la "policía".

ACLU expuso en la demanda Escobar v. Gaines que los agentes irrumpieron "sin autorización a las vivienda, gritando insultos raciales, y apuntando sus armas en la cabeza a algunas personas".

Los residentes fueron detenidos sin ninguna sospecha razonable de que habían participado en alguna actividad criminal, y nadie fue acusado de una violación criminal, aseguró ACLU.

La Cuarta Enmienda de la Constitución estadounidense prohíbe estrictamente intrusiones sin orden judicial en las residencias privadas, y las protecciones incluyen a los ciudadanos y no ciudadanos estadounidense por igual.

Lea más: Honduras pide a EUA mejorar trato a migrantes

Además: EUA: Arrestan a más de 2,000 indocumentados en redada

El acuerdo envía un fuerte mensaje a las agencias del orden público en todo el país que la "Constitución exige un trato justo a todas la personas, independientemente del color de su piel", aseguró Andre Segura, abogado de ACLU, en un comunicado.

La Prensa