EUA: Develan controversial estatua de Satanás en Detroit

Los adoradores del diablo erigieron una estatua satánica en Detroit generando protestas en esa ciudad estadounidense.

Para el templo satánico el diablo es el 'símbolo de la naturaleza inherente del hombre, la representación del eterno rebelde, de la libertad individual'.
Para el templo satánico el diablo es el 'símbolo de la naturaleza inherente del hombre, la representación del eterno rebelde, de la libertad individual'.

Michigan, Estados Unidos.

Cientos de personas protestaron ayer en una iglesia católica de Detroit por la inauguración de una estatua de Satanás, de 2.5 metros altura, mientras otros manifestaron su regocijo con un sonoro "¡Viva satán!", cuando la efigie fue presentada.

Los asistentes al controversial acto realizado por la organización Templo satánico, solo pudieron ingresar con boletos. El día y lugar de la presentación, "una noche de caos, ruido y libertinaje", les fue comunicado por correo a aquellos que compraron la entrada y que debían ser mayores de 18 años.

"Ven a bailar con el diablo y experimenta la Historia mientras se escribe", invitaban los organizadores a través de su página de internet, según recopila la BBC.

La escultura de bronce de tonelada y media de peso y 2,59 metros de alto tiene el torso de un hombre musculoso, las patas y la cabeza de chivo, con sus barbas y cuernos, y alas.

Satan image(800x600)
La escultura de Satán representa al ídolo pagano Baphomet.

Tiene un báculo de Asclepio en el vientre, un antiguo símbolo asociado con el dios griego del mismo nombre y con la curación de enfermos mediante medicina, y señala el cielo con los dedos índice y corazón de la mano derecha. Está sentado, rodeado por un niño y una niña, quienes lo miran con atención.

La presentación se llevó en secreto en un edificio industrial junto al río Detroit, justo antes de las 11:30 de la noche. El cofundador de la organización, Lucien Greaves, aseguró que lo hicieron para 'reducir el hostigamiento' de los cientos de protestantes que se manifestaron contra la polémica acción.

El diseño y construcción de la estatua de una tonelada y media de peso ha costado a sus promotores más de 100.000 dólares.

Lea más: Detienen a pastor que obligaba a tragar serpientes vivas

La escultura iba a ser instalada cerca del Capitolio estatal en Oklahoma City, para contrastar con el monumento a los Diez Mandamientos. Sin embargo, el Tribunal Supremo de Oklahoma desautorizó la colocación de cualquier representación religiosa.

La Prensa