“El ‘Chapo’ es la superación del modelo de Pablo Escobar”

El italiano Roberto Saviano, uno de los mejores conocedores de los engranajes de la mafia y el narcotráfico en el mundo, analiza a Joaquín Guzmán.

Roberto Saviano, escritor especialista en mafias.
Roberto Saviano, escritor especialista en mafias.

Ciudad de México.

“Se escapó un hombre que ha cambiado la historia de México y que está modificando la historia de la economía del narcotráfico”. Con frases como esta, uno de los máximos expertos mundiales en narcotráfico y mafias, Roberto Saviano, disecciona la figura y la relevancia de “El Chapo” Guzmán en un artículo publicado en “El Universal”.

El escritor e investigador italiano, quien vive bajo protección desde 2006 por las amenazas de la mafia italiana, compara la figura del narcotraficante mexicano con uno de los mitos incontestables del rubro: el colombiano Pablo Escobar.

Para Saviano, Guzmán “se puede considerar la superación del modelo de Pablo Escobar: no tiende al monopolio, ni a la sustitución política en primera persona, error que decretó el principio del fin de Escobar”.

El escritor prosigue que “cuando Pablo Escobar se ofreció para pagar la deuda pública de su país, o cuando decidió convertirse en diputado, estaba entrando en otra dimensión”.

FOTOS: Hijos del "Chapo" Guzmán presumen sus lujos

En este sentido, opina que “el ingreso en la política es una operación ridícula para un mafioso, ya que inevitablemente obliga a la comunidad internacional a investigar, mientras que la fuerza de la organización mafiosa reside en su carácter secreto”.

Saviano añade que “’El Chapo’ Guzmán es la prueba viviente de que llamar todavía a los cárteles mexicanos sólo “narcos” es una imprecisión: los cárteles mexicanos ya son una mafia, es decir, estructuras capaces de tener reglas, jerarquías que no responden instintivamente a mecanismos de gangsterismo como “si no pagas, te mueres” o “quien mata se queda en el puesto de quien murió”, sino que siguen códigos, estrategias económicas”.

Esta complejidad “vuelve a los cárteles mexicanos maduros para definirlos como organizaciones mafiosas. Y no puede haber mafia sin vínculos directos con la política, con los empresarios, con el poder judicial, lazos que van más allá del simple soborno y la corrupción”, sentencia.

Chantaje al Estado

Una de las principales novedades que aporta el comportamiento de Guzmán, según el análisis de Saviano, es que “ha utilizado el dinero del Cártel de Sinaloa para presionar al Gobierno, es decir, mientras más me atacan, más mi cártel se llevará el dinero a EUA… mientras menos me agreden, mi cártel invertirá más en México”, asegura. Finalmente, Saviano concluye que el Gobierno de Peña Nieto cometió “un grave error” cuando decidió no extraditar al capo a EUA: “Era una decisión arriesgada, porque México muchas veces se había revelado como un territorio demasiado fácil para él, y el gobierno mexicano no podría garantizar la justicia en su contra”.

Es más, añade que “no fue casualidad que “El Chapo” se fugara en el momento en que se dio cuenta que la posibilidad de una extradición se avecinaba” en referencia a la petición formal de extradición que EUA remitió a México el pasado 25 de junio.

“Sinaloa y todos sus amigos seguro habrán valorado la decisión de Peña Nieto de no entregar a su jefe”, sentencia.

La Prensa