Más noticias

Santos: indicios apuntan a ELN de atentados en Bogotá

Las autoridades colombianas se mantienen vigilantes tras los atentados que estremecieron a Bogotá.

Bogotá, Colombia.

La evidencia "apunta" a que la guerrilla ELN, en conversaciones preliminares de paz con el gobierno de Colombia, es responsable de las dos explosiones que dejaron 10 heridos leves la víspera en Bogotá, informaron las autoridades, que este viernes reforzaban la seguridad de la capital.

En una alocución desde la presidencial Casa de Nariño, flanqueado por altos funcionarios civiles y militares, el mandatario Juan Manuel Santos aseguró que todo "apunta a que los responsables (de los atentados) sean del ELN (Ejército de Liberación Nacional)", segundo grupo insurgente en un país sumido en un conflicto armado desde hace más de 50 años.

"Son hechos que lo que buscan es generar miedo, generar terror, hechos de terrorismo. Las hipótesis sobre por qué estos hechos son varias: presionar la mesa de negociación con los grupos al margen de la ley, el aniversario del ELN, y puede ser también presionar para acabar las negociaciones", dijo Santos al concluir un consejo extraordinario de seguridad.

El jueves se registraron dos explosiones en la capital colombiana, primero en el centro financiero, y 40 minutos después en una zona industrial. Las detonaciones dejaron 10 lesionados, ninguno de gravedad, y daños materiales.

El ELN sostiene desde comienzos de 2014 diálogos preliminares de paz con el gobierno de Santos, sin alcanzar hasta ahora un acuerdo para instalar una mesa de negociación paralela a la que existe desde noviembre 2012 en La Habana con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, comunistas), principal y más antigua guerrilla del país.

Hasta ahora, el ELN, que cuenta con unos 2.500 combatientes frente a los cerca de 8.000 de las FARC, no ha reivindicado los atentados.

Santos informó que se están "reforzando las medidas de seguridad" en la capital para evitar otros hechos similiares, y ofreció una recompensa de unos 38.000 dólares por información para capturar a los autores, mientras continúan las investigaciones, que incluyen el análisis de videos de seguridad y retratos hablados de testigos.