Más noticias

La jirafa reticulada está en peligro

En los últimos 15 años las poblaciones de jirafas reticuladas cayeron en un 80% debido a la caza furtiva para consumir su carne. Mira el video.

África.

En los últimos 15 años las poblaciones de jirafas reticuladas cayeron en un 80% debido a la caza furtiva para consumir su carne.

Hace más de un millón de años, las primeras jirafas de la sabana aparecieron en lo que ahora se conoce como Kenia.

Hoy el país es el que tiene la mayor diversidad de jirafas en África, pero la supervivencia de estos majestuosos animales está en peligro.

La jirafa Rothschild que vive en la zona este de Kenia está en peligro de extinción, y la jirafa reticulada del norte podría pronto seguir el mismo camino.

"En todo el país, en todo África, la población de jirafas ha decrecido en un 40% en los últimos 15 años. Las jirafas reticuladas en el norte de Kenia durante el mismo periodo han decrecido más del 80%. En 1998 habían 36.000 y ahora hay menos de 7.000", dijo John Doherty, Coordinador del proyecto Jirafa Raticulada.

John y su colega, el investigador Jacob Leaidura, estudian este declive en la Reserva Nacional de Samburu.

Cada tarde instalan una cámara con GPS y un grabador de voz para rastrear los movimientos, la salud, y el comportamiento de las jirafas de la reserva. Pero no todo el mundo en Samburu valora la conservación de las reticuladas.

Para los pastores locales, cada vez más equipados con armas automáticas, estos enormes animales de movimientos lentos son una presa y fuente de alimento fácil.

jirafa.11(800x600)
Las jirafas reticuladas. Foto AFP.

"Es debido a la severa sequía. Esto hace que decaiga el número de jirafas, porque las comunidades han perdido su fuente de alimento y van a alimentarse de animales salvajes como las jirafas porque es la única comida que pueden conseguir", dijo Jacob Leaidura, Naturalista en el proyecto Jirafa Reticulada.

Pero hay esperanza para las reticuladas de Kenia. Unos 60 cuidadores armados patrullan diariamente la reserva en busca de cazadores furtivos.

Y para los miles de locales empleados en la industria del safari, hay muchos incentivos para proteger a estos animales.

"La gente que vive aquí normalmente viven en armonía porque se benefician de esta vida salvaje. Incluso las zonas de conservación que se han creado en la reserve, ahora son las zonas de conservación de la comunidad, que beneficia directamente a la gente, así que están cambiando su actitud sobre cuidar la vida salvaje", añadió Gabriel Lepariyo, Guardia de seguridad de la Reserva Nacional de Samburu.

La jirafa reticulada probablemente será clasificada este año como especie en peligro en la lista de animales amenazados de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, por lo que le podrían llegar más fondos para su conservación.

Pero si no se toman más medidas para proteger a estos animales, John y Jacob temen que será demasiado tarde. AFP