El Salvador: Gobierno pide a la policía disparar contra pandillas

El Gobierno negó que la medida sea una "licencia para matar" y pidió al Congreso endurecer las condenas para los asesinos de policías y fiscales.

Las autoridades salvadoreñas proponen castigos más severos para los pandilleros.
Las autoridades salvadoreñas proponen castigos más severos para los pandilleros.

San Salvador.

El gobierno de El Salvador pidió este miércoles a la policía hacer uso de sus armas para defenderse de pandillas, a la vez que instó al Congreso a endurecer penas para homicidas de agentes, fiscales y jueces.

"Cualquier miembro de la Policía Nacional Civil (PNC) que en cumplimiento de su deber en defensa de los ciudadanos, de su integridad, deba hacer uso de su arma de fuego, debe hacerlo sin ningún temor de sufrir consecuencias por ello", declaró el vicepresidente Óscar Ortiz.

Lea más: Las maras aumentan su violenta guerra en El Salvador

Además: FBI capacita a policías centroamericanas para combatir pandillas

El llamamiento del vicemandatario se produce tras divulgarse que miembros de las violentas pandillas del país asesinaron en 2014 a 39 policías, y en lo que va del año se acumulan siete casos más.

A los agentes de policía, "la ley los asiste, hay una institucionalidad establecida en el país y un gobierno que los respalda y que los defiende", aseguró Ortiz, quien asumió la jefatura de Estado en forma interina mientras el presidente Salvador Sánchez Cerén recibe tratamiento médico en Cuba.

Ortiz negó que ello le brinde a la corporación licencia para matar, y aclaró que son medidas para proteger a los agentes.

En El Salvador se produce un promedio de 13 muertes por día, atribuidos por la policía en su mayoría a las pandillas, pese a que formalmente mantienen vigente una tregua desde el 9 de marzo de 2012.

Las pandillas salvadoreñas tienen unos 60.000 miembros en las calles y más de 10.000 encarcelados.