Familia de afroestadounidense abatido por la policía recibe millonaria indemnización

Andre Hill resultó muerto en un incidente de diciembre pasado, en la ciudad de Columbus, Ohio

El caso de Andre Hiill se suma a los numerosos incidentes en los que ciudadanos de raza negra terminan muertos a manos de agentes policiales.
El caso de Andre Hiill se suma a los numerosos incidentes en los que ciudadanos de raza negra terminan muertos a manos de agentes policiales. / Foto: The Hill (Twitter)

WASHINGTON, Estados Unidos

La familia de un afroestadounidense abatido justo antes de Navidad por agentes de policía recibirá 10 millones de dólares como parte de un acuerdo con la alcaldía de la ciudad de Columbus, en el norte de Estados Unidos, dijo este viernes su abogado.

Para poner fin a la demanda civil, la alcaldía "aceptó un acuerdo financiero con la familia y cambiar el nombre" de un gimnasio en memoria de Andre Hill, dijo en un comunicado Ben Crump, que representa a muchas víctimas negras de la violencia policial en el país.

"Ahora, todos los que estuvieron involucrados pueden comenzar su trabajo de curación", añadió.

Andre Hill, de 47 años, murió el 22 de diciembre en Columbus, en el estado de Ohio, a manos de un agente blanco, Adam Coy, que luego fue acusado de asesinato.

Esa noche, los policías acudieron a un barrio residencial por un incidente menor. Cuando llegaron, vieron a Hill en el garaje abierto de una casa y se acercaron.

Según las imágenes captadas por la cámara del uniforme de Adam Coy, el afroestadounidense de unos 40 años se acercó al agente con un teléfono móvil en la mano izquierda, sin que se le viera la otra mano. Segundos después, el agente disparó y Hill se desplomó.

La investigación demostró posteriormente que Hill estaba en el garaje de un amigo al que estaba visitando y que estaba desarmado.

La tragedia conmocionó a Columbus, donde la policía ya había matado a tiros a un hombre negro tres semanas antes, y causó indignación en Estados Unidos, en pleno debate sobre la policía y el racismo desde la muerte de George Floyd, el 25 de mayo de 2020 en Minneapolis.

En ese contexto, varias alcaldías cerraron en los últimos meses acuerdos de indemnización con sumas astronómicas con familias de víctimas de la violencia policial.

Los familiares de Floyd, al que asfixió un policía blanco durante su arresto, cobrarán 27 millones de dólares, y la de Breonna Taylor, una auxiliar de enfermería abatida durante un registro policial en Louisville, en Kentucky, recibirá 12 millones.

La Prensa