Primera imagen del cohete chino muy cerca de la Tierra sin control

La imagen fue tomada cuando el satélite Aist-2D se encontraba a una distancia de 1.281 kilómetros del Larga Marcha-5B Y2.

La imagen fue tomada cuando el satélite Aist-2D.
La imagen fue tomada cuando el satélite Aist-2D.

Moscú, Rusia

Un satélite ruso captó este sábado la primera imagen del cohete chino Larga Marcha-5B Y2 muy cerca de la Tierra. Se espera que en las próximas horas dé varias vueltas en la órbita y entre a la atmósfera.

La imagen fue tomada cuando el satélite Aist-2D se encontraba a una distancia de 1.281 kilómetros del Larga Marcha-5B Y2.

El jefe de la agencia espacial rusa Roscosmos, Dmitri Rogozin, difundió la imagen a través de su cuenta en Twitter.

"La velocidad mutua es muy grande", dijo.

LEA: ¿Qué está sucediendo? Cohete chino tiene una trayectoria incontrolada

"En el esquema se ve que los objetos, incluido nuestro satélite que giró hacia la etapa [del cohete], vuelan casi perpendicularmente uno junto al otro", escribió.

Punto de impacto

Este cohete, actualmente en órbita, debe regresar a la Tierra. Está perdiendo gradualmente altitud y el punto de impacto de su caída es por ahora desconocido.

China, muy discreta en este asunto, no ha publicado ninguna previsión sobre el posible horario de la entrada a la atmósfera terrestre, donde debería desintegrarse total o parcialmente.

Para la agencia especial rusa Roscosmos, la entrada podría hacerse a las 23H30 GMT sábado en el sur de Indonesia. El Departamento de Defensa estadounidense calcula que ocurrirá hacia las 23H00 GMT, con un margen de error de nueve horas. Esa brecha debe afinarse a medida que el cohete se acerca.

Tras un largo silencio de las autoridades espaciales y diplomáticas chinas, Pekín reaccionó finalmente el viernes.

"La mayoría de los componentes (del cohete) se quemarán y destruirán al entrar en la atmósfera", aseguró el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Wang Wenbin.

"La probabilidad de causar daños a las actividades aéreas o (a las personas, construcciones) en tierra es extremadamente baja", afirmó durante una conferencia de prensa.

La Prensa