Putin advierte a EEUU que se arrepentirá si decide cruzar "líneas rojas"

El mandatario ruso advirtió a Occidente que "no traspasen la línea roja" ante crecientes tensiones con Ucrania.

VER MÁS FOTOS
Putin ordenó el despliegue de tropas en la frontera con Ucrania alarmando a la Unión Europea./AFP.
Putin ordenó el despliegue de tropas en la frontera con Ucrania alarmando a la Unión Europea./AFP. /

Moscú, Rusia.

El presidente ruso, Vladímir Putin, advirtió hoy a Occidente de que lamentará cualquier provocación y que el Kremlin responderá de manera "asimétrica, rápida y dura" si algún país decide cruzar "líneas rojas".

"No queremos quemar puentes, pero si alguien percibe nuestra buena intención como apatía o debilidad y pretende quemar esos puentes, entonces deben saber que la respuesta de Rusia será asimétrica, rápida y dura", señaló el mandatario en su discurso sobre el estado de la nación ante la Asamblea Federal.

"Lo lamentarán como hace mucho que no lo hacen", advirtió.

PROVOCACIONES Y GOLPES DE ESTADO

En una alocución centrada en la pandemia y en la situación socioeconómica del país, Putin eludió mencionar el aumento de la presencia militar rusa en la frontera con Ucrania, que tanto preocupa a Occidente ni tampoco aludió al deterioro de la salud del encarcelado líder opositor, Alexéi Navalni.

"No cesan los actos inamistosos contra Rusia. Los intentos por cualquier motivo o incluso sin motivo de acusar a Rusia se han convertido entre algunos países en una especie de deporte", dijo.

"Pero espero que nadie decida cruzar la llamada línea roja en las relaciones con Rusia", afirmó Putin en la sala del Manezh ante ministros, diputados, senadores y jefes regionales, donde dejó claro que será el Kremlin el que decidirá en "cada caso" dónde está el límite de paciencia de Moscú.

Vea: Ucrania despliega sus tropas en la frontera ante temor de una invasión rusa

Putin quiso además subrayar lo que considera un comportamiento parcial de parte de Occidente, que, dijo, no se ha pronunciado sobre el supuesto "golpe de Estado" que denunciaron Minsk y Moscú la semana pasada, que incluía un plan para asesinar el autoritario líder bielorruso, Alexandr Lukashenko.

"La práctica de organizar golpes de Estado, los planes de asesinatos políticos (...) eso ya es demasiado. Han sobrepasado todos los límites", afirmó Putin.

La Prensa