La India registra un récord de más de 100,000 nuevos casos de coronavirus

El país registró 103.558 casos en las últimas 24 horas, elevando el número absoluto de contagios hasta los 12,5 millones.

La India registró 103.558 casos de coronavirus en las últimas 24 horas. (EFE)
La India registró 103.558 casos de coronavirus en las últimas 24 horas. (EFE)

Nueva Delhi, India.

La segunda ola del coronavirus avanza con fuerza en la India, donde este lunes se superó por primera vez desde el inicio de la pandemia la barrera de los 100.000 casos diarios al tiempo que el estado más afectado impuso restricciones.

Pero mientras el país asiste a un vertiginoso aumento de los casos, concurridos mítines electorales o el festival religioso Kumbh Mela, la mayor congregación religiosa del planeta, tienen lugar tras una relajación de los protocolos.

Máximo histórico

Según el Ministerio de Salud indio, el país registró 103.558 casos en las últimas 24 horas, elevando el número absoluto de contagios hasta los 12,5 millones. Además un total de 165.101 personas han muerto a causa de la pandemia, incluidos los 478 decesos de la última jornada.

Se trata del mayor aumento diario de casos de la covid-19 registrado en la India, un máximo histórico que supera incluso las cifras del pasado septiembre, cuando se alcanzaron las 97.894 infecciones en una sola jornada.

El aumento es especialmente significativo porque, desde aquel pico hace más de siete meses, las infecciones se habían desplomado hasta registrar menos de 10.000 nuevos casos el pasado febrero.

Así la India se mantiene como el tercer país con más casos en términos absolutos por detrás de Estados Unidos (más de 31 millones) y Brasil (13 millones).

El Ministerio de Salud indio señaló hoy en un comunicado que ocho de las 36 regiones del país suman el 81,9 % de todos los casos reportados.

El estado occidental de Maharashtra, cuya capital es Bombay y donde se registró en las últimas 24 horas el 55 % de los casos totales (57.074), encabeza la lista de regiones más afectadas.

Como única salida aparente a esta crisis, la India continúa con su campaña de vacunación, y ha administrado 79,1 millones de dosis en 79 días, con 1,6 millones la última jornada. Más de 10 millones de personas han recibido hasta ahora las dos inyecciones necesarias.

Nuevas restricciones

El nuevo pico de contagios se produce tras meses en los que predominó una relajación de los protocolos contra el virus, con un menor uso de la mascarilla o el distanciamiento social, mientras que las autoridades han retirado buena parte de las restricciones impuestas en marzo del año pasado.

Además al descubrimiento de una nueva variante local del virus en la India, se unen otras de rápido contagio encontradas en el país, como la británica, la sudafricana o la brasileña.

Aunque se descarta por el momento un confinamiento nacional similar al vivido en 2020, uno de los más estrictos del mundo, el estado de Maharashtra restableció anoche y hasta el 30 de abril una batería de medidas para limitar la difusión del virus.

Entre las restricciones anunciadas por el Gobierno regional se incluye un toque de queda entre las ocho de la noche y las siete de la mañana y confinamientos durante los fines de semana.

Bares, restaurantes, centros comerciales y otros establecimientos considerados como no esenciales permanecerán cerrados en la ciudad costera, considerada la capital financiera del país y meca del cine de Bollywood.

El repentino confinamiento nacional del año pasado, que se prolongó desde finales de marzo hasta junio, desencadenó una crisis humanitaria, con millones de trabajadores migrantes venidos de zonas rurales atrapados sin dinero en las ciudades y sin la posibilidad de regresar a sus hogares debido al bloqueo total del transporte.

Muchos emprendieron el camino a pie, caminando en ocasiones cientos de kilómetros, y la prensa india se hizo eco de la muerte en la carretera de decenas de estos migrantes.

Ahora, en un esfuerzo por evitar una nueva ola de pánico, el Gobierno regional desveló hoy varias medidas para proteger a los trabajadores migrantes.

"Si un trabajador da positivo, él o ella podrá tomar una baja médica y no podrá ser despedido en su ausencia por esta razón. El o ella tendrá derecho al salario completo que habría ganado si no se hubiese contagiado de coronavirus", informaron las autoridades en relación a los trabajadores de la construcción y de la industria.

Grandes concentraciones

Paralelamente a la segunda ola del coronavirus, una serie de eventos electores y festivales religiosos, entre los que se incluye el Kumbh Mela, en el que participan millones de peregrinos, han desatado críticas por el poco respeto a las medidas contra el virus.

El festival hindú de Kumbh Mela, la mayor y una de las más antiguas congregaciones religiosas del mundo, arrancó oficialmente en abril en la ciudad norteña de Haridwar y se espera que, tras presentar un test negativo de coronavirus, decenas de millones acudan a bañarse en las aguas del río Ganges.

La Prensa