Biden evidencia su fragilidad al fracturarse un pie jugando con su perro

El mandatario electo de EEUU fue llevado a un hospital para una revisión y tendrá que usar una bota ortopédica.

El presidente electo de EEUU, Joe Biden, junto a una de sus mascotas./ /

Delaware, Estados Unidos.

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, sufrió una fractura en el pie mientras jugaba el sábado con uno de sus dos perros, informaron este lunes los medios estadounidenses.

Biden, de 78 años de edad, se resbaló en su residencia de Delaware mientras jugaba con su perro "Major", y el domingo visitó a un especialista ortopédico en Newark, en ese mismo estado.




Las imágenes captadas por la televisión cuando Biden salía de la clínica lo muestran renqueando levemente.

"Los rayos X iniciales no mostraron una fractura obvia, pero el examen clínico recomendó la toma de imágenes más detalladas", señaló en una declaración Kevin O'Connor, director de la clínica George Washington Faculty Associates, quien ha sido médico personal de Biden por más de una década.

"Un escáner de tomografía computarizada confirmó fracturas finas en los huesos cuneiformes lateral a intermedio que se encuentran en el medio del pie", añadió O'Connor, quien subrayó que el paciente "es probable que requiera del uso de una bota para caminar por varias semanas".



Biden y su esposa, Jill, tienen dos pastores alemanes, "Champ" adquirido después de la elección presidencial de 2008 en la que el exsenador de Delaware se convirtió en vicepresidente en el Gobierno de Barack Obama, y "Major", adoptado en 2018.

La pareja ha anunciado que, cuando se mude a la Casa Blanca el 20 de enero, junto a sus perros traerán un gato.

Vea: Endurecen restricciones en California por aumento de casos de coronavirus

El domingo, desde la residencia presidencial, el presidente saliente, Donald Trump, quien no tiene mascota, tuiteó un mensaje deseando a Biden una pronta recuperación.

Este lunes se espera que Biden y la vicepresidenta electa Kamala Harris reciban por primera vez un informe de los servicios de inteligencia y defensa acerca de las amenazas para la seguridad nacional de EEUU, un trámite habitual en los procesos de transición gubernamental que se ha visto demorado por la resistencia de Trump a admitir su derrota en los comicios del 3 de noviembre.EFE




La Prensa