Dos soldados de EEUU son acusados de vender drogas en California

El Departamento de Justicia acusó a dos infantes de marina de conspirar para distribuir drogas a civiles y soldados.

 Una persona arma un cigarro de marihuana.
Una persona arma un cigarro de marihuana.

Los Ángeles.

Cinco hombres, entre los cuales hay dos latinos y dos infantes de marina en servicio activo, fueron acusados este martes de conspirar para distribuir drogas a civiles y soldados, causando la muerte de uno de los militares.

La acusación hecha por el Departamento de Justicia alega que el grupo conspiró para distribuir narcóticos, incluidos LSD, éxtasis, cocaína y píldoras de oxicodona mezcladas con fentanilo, a civiles y miembros de la Infantería de Marina de los Estados Unidos.

Entre las víctimas del grupo está un soldado que murió por una sobredosis el 23 de mayo pasado tras consumir una pastilla de oxicodona mezclada con fentanilo.

La acusación argumenta que el grupo operó desde noviembre de 2019 hasta septiembre de 2020 e involucró múltiples ventas de oxicodona con fentanilo a un comprador encubierto, a menudo por montos superiores a los 1.000 dólares por compra.

El grupo está conformado por Jordan Nicholas McCormick, de 26 años, el principal acusado y presunto proveedor de las pastillas de oxicodona mezcladas con fentanilo, Gustavo Jaciel Solís, de 24, y Jessica Sarah Perez, 23, quienes presuntamente distribuyeron las drogas de McCormick a civiles y personal militar.

Anthony Ruben Whisenant, de 20 años, cabo de lanza en el Cuerpo de Marines y quien supuestamente distribuyó narcóticos proveídos por Solís a los miembros en servicio activo, incluido el infante de marina fallecido, hace parte de los acusados.

Ryan Douglas White, de 22 años, otro cabo de los Marines, está acusado de ser cómplice por supuestamente intentar obstaculizar la detención de Whisenant y Solis por parte de las fuerzas del orden.

Los dos soldados activos fueron puestos bajo custodia federal este martes y se espera que se presenten en el Tribunal de Distrito de Los Ángeles.

Además de los cargos de distribución de drogas, McCormick y Solís también están acusados de posesión de armas de fuego para promover delitos relacionados con las drogas.

La Prensa