¡Horror! Hombre mata a su esposa, hijos y mascota; luego se quita la vida

En terrible crimen ocurrió en Ohio, Estados Unidos. Los familiares, vecinos y amigos aún no lo pueden creer.

VER MÁS FOTOS
John Nelson (44), su esposa Robin (35) y sus tres hijos, Gavin (12); Brianna, (10) y Liam (6) fueron encontrados sin vida dentro la casa en la que vivían.
John Nelson (44), su esposa Robin (35) y sus tres hijos, Gavin (12); Brianna, (10) y Liam (6) fueron encontrados sin vida dentro la casa en la que vivían.

Ohio, Estados Unidos.

El asesinato de una familia completa en Ohio, Estados Unidos, ha conmocionado a miles de personas en el mundo.

Los cuerpos de John Nelson (44), su esposa Robin (35) y sus tres hijos, Gavin (12); Brianna, (10) y Liam (6) fueron encontrados sin vida dentro de su casa en Elyria, Ohio, el pasado miércoles, así lo informó Daily Mail.

El presunto responsable de la dantesca escena es Nelson, esposo de Robin y padre de los tres niños; quien luego de cometer el terrible crimen se quitó la vida. Dentro de la propiedad de la familia también fue encontrado muerto el perro, mascota de los niños.

Su familia, amigos y vecinos están incrédulos ante la tragedia que enlutó a la comunidad en donde residían.

Además lea: El escalofriante caso de tres hermanas rusas que asesinaron a sangre fría a su padre

La policía de Elyria emitió un comunicado el jueves diciendo que el incidente fue un asesinato y suicidio; sin embargo, aún no han revelado cómo y por qué sucedieron los hechos.

De acuerdo al reporte policial, los agentes llegaron el miércoles por la mañana a la casa de la familia, ya que Nelson no se presentó a trabajar. En ese momento encontraron los cuerpos de ambos padres y los pequeños en el interior del hogar.

Por otra parte, los vecinos de la familia dijeron que la noche del martes escucharon fuertes golpes y gritos que salían de la casa de las víctimas, pero que no sospecharon nada.

"Alrededor de las 5:20 pm, escuché lo que sonaron como petardos disparando como 'pop pop pop pop pop' ', dijo la vecina Enetta Hubbard a News5Cleveland.

Los vecinos aseguran que escucharon gritos y golpes, pero no sospecharon nada.

Otra vecina, Linda Bristow, también pensó que escuchaba petardos y gritos de niños.
"Ahora sé por qué corrían gritando", dijo a la red de noticias.

Según los familiares de la pareja, Nelson había estado haciendo planes futuros para su familia.

Su primo, Ben Runyon, dijo a Cleveland 19 que sabía "que estaban tratando de salir de este vecindario y mudarse a otro lugar y que solo quería mantenerse ocupado con los niños y estar fuera de problemas. Eran una familia típica. Mantuvieron ocupados a los tres niños", afirmó.

También detalló que los niños estaban aprendiendo béisbol, voleibol, fútbol y ballet. Además, la madre de los menores trabajaba como enfermera y él laboraba en una fábrica de bolsas de plástico.

En una publicación que hizo en redes sociales, John afirmaba que su esposa e hijos eran su "vida".

"Suena cursi. Estoy sentimental ... te hace apreciar todas las cosas pequeñas '', escribió en 2007 al pie de foto de la familia, según The Sun.

El medio de comunicación agrega que los familiares no estaban al tanto de ningún problema dentro de la familia Nelson, pero los vecinos escucharon muchas discusiones en los últimos dos meses.

Las escuelas de la ciudad de Elyria dijeron que los niños que ofrecerían consejería para estudiantes, padres y personal afectados por la tragedia.

"La comunidad de Elyria lamenta la pérdida de esta familia, una tragedia que ocurrió anoche en la ciudad", escribió Elyria City Schools en la publicación de Facebook.

"Con profunda tristeza debemos informar que los tres niños que murieron eran estudiantes en nuestro distrito escolar. Esta noticia es devastadora".

"Mi corazón está roto por esta familia, en particular por los niños. No puedo imaginar el dolor que deben sentir quienes están cerca de ellos y les enviamos nuestras más profundas condolencias y estamos aquí para apoyarlos a ellos y a cualquiera de nuestros residentes que necesitan nuestra ayuda '', declaró el alcalde Frank Whitfield.

La Prensa