Supuesto socio de Tony Hernández se declara no culpable en Nueva York

Otto Salguero, vinculado al Cartel de Sinaloa, es un supuesto narcotraficante guatemalteco.

Tony Hernández fue declarado culpable por conspirar para el tráfico de toneladas de cocaína, posesión de armas y de dispositivos destructivos, y dar falso testimonio por un jurado en una Corte del Distrito Sur de Nueva York, Estados Unidos.
Tony Hernández fue declarado culpable por conspirar para el tráfico de toneladas de cocaína, posesión de armas y de dispositivos destructivos, y dar falso testimonio por un jurado en una Corte del Distrito Sur de Nueva York, Estados Unidos.

Nueva York.

En la audiencia de fianza ante el juez Kevin Castle de la Corte del Distrito Sur de Nueva York, el guatemalteco Otto Salguero Morales se declaró no culpbale de transportar grandes cargamentos de cocaína a Estados Unidos.

La comparecencia del acusado se llevó a cabo como video/teleconferencia utilizando la plataforma CourtCall.

Tras su declaración el supuesto narcotraficante guatemalteco ofreció una fianza, pero el juez Castle la negó. En la audiencia se confirmó que Otto Salguero Morales y su primo Ronald Salguero Portillo llegaron a Estados Unidos a voluntad propia el 11 de marzo.

De acuerdo a la Fiscalía de Nueva York, los primeros Salguero y otros dos mexicanos identificados como Amado Beltrán y Fernando Félix, trabajaron juntos y con otros, incluido, el exdiputado hondureño Juan Antonio (Tony) Hernández y el líder del Cártel de Sinaloa de México, "El Chapo" Guzmán, para transportar grandes cargamentos de cocaína a Estados Unidos.



Los acusados ​​y otros narcotraficantes recibieron los envíos de cocaína en Honduras a través de rutas aéreas y marítimas, que generalmente se enviaban desde Colombia y Venezuela.

Para protegerse de la interferencia oficial, y para facilitar el paso seguro de la cocaína a través de Honduras, Guatemala y México para que las drogas puedan importarse a los Estados Unidos, los acusados ​​y otros facilitaron el pago de sobornos a funcionarios públicos, incluyendo a Tony Hernández y otros políticos hondureños, señala la acusación.

Los acusados ​​y otros también proporcionaron seguridad armada para las drogas, incluidas las personas que portaban ametralladoras y lanzagranadas propulsadas por cohetes, indica.

La Prensa