El Presidente de Guatemala destituye al jefe de la Policía y asume subdirector

El ministro de Gobernación, Oliverio García Rodas, aseguró que "son varias las razones" que llevaron a tomar la decisión de destituir a Mayén

/

Guatemala, Guatemala.

El Ministerio de Gobernación (Interior) de Guatemala anunció este jueves la destitución del director de la Policía Nacional Civil, Ervin Mayén, "por órdenes expresas" de la Presidencia y juramentó en su lugar a quien hasta ahora se desempeñaba como subdirector de operaciones, José Tzubán.

El ministro de Gobernación, Oliverio García Rodas, aseguró que "son varias las razones" que llevaron a tomar la decisión de destituir a Mayén, pero fue "después de un análisis que se hizo con el señor presidente (Alejandro Giammattei), por sus órdenes expresas, que se produce este cambio".

En una declaración a la prensa, García Rodas, conocido por su paso como diputado en el Congreso de la República y quien asumió la cartera del Interior el pasado 4 de junio, sostuvo que el cambio en la cúpula policial "tiende es a reafirmar la política que he traído a este ministerio a cumplir estrictamente, ni un paso a la izquierda ni a la derecha, las leyes de este país con la eficiencia que debe mostrar la policía".

LEA: Médicos preocupados por "falsa calma" de casos de COVID-19 en Tegucigalpa

Agregó que la llegada de Tzubán, que es un policía de carrera en la entidad armada, se da también por "la necesidad que debe recobrar la confianza del ciudadano para la institución de la Policía Nacional Civil", además de que es una muestra de que el ministerio da "la oportunidad a todos los que están en la Policía a que, dentro de la carrera juducial, puedan ir ascendiendo".

El exdirector Mayén se pronunció este 24 de junio horas antes de ser destituido en relación a acusaciones en redes sociales sobre un supuesto soborno cobrado por él y que desmintió en un vídeo difundido en las redes sociales de la Policía en la que aseguraba que su presencia en la institución "incomoda a los corruptos y criminales".

"Y a ustedes corruptos criminales olvídense que podrán doblegar esta institución para sus fines perversos", enfatizó el entonces director general de la Policía Nacional Civil.

El supuesto soborno estaba relacionado a un almacén de muebles ubicado al sureste de Ciudad de Guatemala en una exclusiva plaza comercial en la que se realizó una fiesta clandestina con menores de edad durante el horario del toque de queda del pasado 12 de junio.

Por esta fiesta el local fue clausurado y la empresa fue multada por unos (65.000 dólares) por el juez municipal de Santa Catarina Pinula, una localidad ubicada al sur de la zona metropolitana de la capital guatemalteca.

El Ministerio Público (Fiscalía), por su parte, mantiene una investigación abierta en contra de los organizadores y asistentes al evento clandestino, aunque aún no se han realizado capturas al respecto.

La Prensa