Descartan reabrir Machu Picchu en julio por temor a contagios de covid-19

El gobierno peruano anunció la semana pasada que reabriría en julio la ciudadela inca con acceso limitado.

En Perú los aeropuertos están cerrados y los comercios restringidos.
En Perú los aeropuertos están cerrados y los comercios restringidos.

Lima, Perú.

Machu Picchu, la ciudadela inca devenida en joya del turismo de Perú, seguirá cerrada tras descartarse su reapertura en julio por demoras en la implementación de medidas de bioseguridad y el temor de poblaciones aledañas a contagios del nuevo coronavirus, informó el domingo la prensa local.

La Unidad de Gestión de Machupicchu (UGM) tomó la decisión en base a informes de autoridades de la región Cusco, donde se ubica la famosa ciudadela lítica.

“Se ha quedado en que no se abre este 1 de julio”, dijo el alcalde del distrito de Machupicchu, Darwin Baca, integrante de la UGM, citado por varios medios.

"Lastimosamente, se pretende iniciar una actividad sin estar preparados desde el mismo Gobierno central", agregó la autoridad local.

El alcalde indicó que aún están pendientes una serie de medidas sanitarias en la zona, como la realización de test.

El gobernador regional de Cusco, Jean Paul Benavente, indicó que el gobierno nacional aún debe aprobar algunos protocolos de reapertura.

“No hay una fecha oficial para la reapertura de Machu Picchu", subrayó el gobernador, quien preside la UGM.

Pese a vivir del turismo, el pueblo de Machu Picchu se opone a la reapertura alegando que los visitantes pueden traer más contagios de covid-19 en una región donde hay pocos casos registrados.

Reapertura

Gremios de Machu Picchu anunciaron protestas desde el lunes en rechazo a la reapertura impulsada por el gobierno de Martín Vizcarra para reactivar la economía.

“Estamos con un riesgo mayor de infectarnos, la infección está en crecimiento (en otras zonas de Perú), seguro que se va a dar un contagio porque no estamos preparados para recibir a visitantes si es que permitimos que abran el santuario de Machu Picchu”, según Oscar Valencia, presidente del Frente de Defensa de Machu Picchu, citado por el diario El Comercio.

El gobierno peruano anunció la semana pasada que reabriría en julio la ciudadela inca con acceso limitado.

El gobernador del Cusco señaló entonces a la AFP que el límite sería de "675 visitantes nacionales y extranjeros por día".

La reapertura dependía del fin del confinamiento que vence el 30 de junio, dijo el gobernador.

En Perú los aeropuertos están cerrados y los comercios restringidos como parte de las medidas para frenar el coronavirus en el país, el segundo con más casos de la enfermedad en América Latina, con más de 250.000 contagios y cerca de 8.000 fallecidos.

La Prensa