Pentecostés: El día que fueron llenos del Espíritu Santo y hablaron en lenguas

El Pentecostés marca un fin de la resurrección de Jesucristo y un inicio a la llenura del Espíritu Santo en el cristianismo.

Pentecostés: Pintura de Alvise dal Friso data de 1580, expuesta en el Museo de Hermitage, Rusia.
Pentecostés: Pintura de Alvise dal Friso data de 1580, expuesta en el Museo de Hermitage, Rusia.

Redacción.

50 días después de la pascua o resurrección de Jesucristo, se celebra el Día de Pentecostés, una festividad cristiana que le pone punto y final a lo que se conoce como periodo pascual. Este 31 de mayo se celebra tanto en la religión cristiana como en la judía, aunque con diferente significado.

En el nuevo testamento habla del Día de Pentecostés, como el momento donde vino la llenura del Espíritu Santo entre los cristianos:

Hechos 2:1-13

1 Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos juntos en un mismo lugar.
2 De repente vino del cielo un ruido como el de una ráfaga de viento impetuoso que llenó toda la casa donde estaban sentados,
3 y se les aparecieron lenguas como de fuego que, repartiéndose, se posaron sobre cada uno de ellos.
4 Todos fueron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba habilidad para expresarse.
5 Y había judíos que moraban en Jerusalén, hombres piadosos, procedentes de todas las naciones bajo el cielo.
6 Y al ocurrir este estruendo, la multitud se juntó; y estaban desconcertados porque cada uno les oía hablar en su propia lengua.
7 Y estaban asombrados y se maravillaban, diciendo: Mirad, ¿no son galileos todos estos que están hablando?
8 ¿Cómo es que cada uno de nosotros les oímos hablar en nuestra lengua en la que hemos nacido?
9 Partos, medos y elamitas, habitantes de Mesopotamia, de Judea y de Capadocia, del Ponto y de Asia,
10 de Frigia y de Panfilia, de Egipto y de las regiones de Libia alrededor de Cirene, viajeros de Roma, tanto judíos como prosélitos ,
11 cretenses y árabes, les oímos hablar en nuestros idiomas de las maravillas de Dios.
12 Todos estaban asombrados y perplejos, diciéndose unos a otros: ¿Qué quiere decir esto?
13 Pero otros se burlaban y decían: Están borrachos.

Presencia de Jesús con nosotros

Después de Su resurrección, Jesús prometió estar siempre con los discípulos (Mateo 28:20). Luego los dejó y subió al cielo (Lucas 24:51). Sin embargo, el espíritu de Jesús (es decir, el Espíritu Santo) vino sobre los discípulos en Pentecostés, cumpliendo la promesa de Jesús de estar con los discípulos siempre.

La profecía anunciada por Pedro en el Pentecostés

En Hechos 2: 14-36 del nuevo testamento Pedro da su primer discurso después de recibir el Espíritu Santo, y en resumen de los artículos antes mencionados, avisa que la venida del Espíritu era en claro cumplimiento de la profecía del Antiguo Testamento sobre lo que sucedería cuando el Mesías (Jesucristo) llegara al final de los tiempos.

Según estos versículos suponen que el Pentecostés en el comienzo del fin del Mundo.

Mas esto es lo dicho por el profeta Joel:

17 Y en los postreros días, dice Dios,
Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne,
Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán;
Vuestros jóvenes verán visiones,
Y vuestros ancianos soñarán sueños;

18 Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días
Derramaré de mi Espíritu, y profetizarán.

19 Y daré prodigios arriba en el cielo,
Y señales abajo en la tierra,
Sangre y fuego y vapor de humo;

20 El sol se convertirá en tinieblas,
Y la luna en sangre,
Antes que venga el día del Señor,
Grande y manifiesto;

El papa Francisco y su mensaje en Pentecostés

El Papa Francisco en su alocución previa al Regina Coeli, recuerda que esta celebración de hoy, la Solemnidad del Pentecostés, memoria de la efusión del Espíritu Santo sobre la primera comunidad cristiana, es la fiesta que renueva la conciencia de la presencia vivificante del Espíritu Santo, que habita en nosotros.

La Prensa