México: Mario quería una novia joven y su esposa le llevó a Fátima

Gladis Cruz, pareja de Mario Reyes, reveló detalles del crimen que terminó con la vida de Fátima.

La fiscalía capitalina difundió los rostros de Giovana y Mario Alberto, la pareja señalada como responsable del crimen de Fátima, la menor hallada muerta el fin de semana pasado en el sureste de la capital.

México.

Tas ser capturada, Gladis Giovana Cruz Hernández, pareja de Mario Alberto Reyez Nájera, reveló a la Policía los detalles del feminicidio de la pequeña Fátima.

Fátima, la niña de 7 años, apareció muerta en una bolsa de basura en el sur de la capital mexicana. Antes de ser asesinada la menor sufrió abuso sexual y golpes, confirmó la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de Ciudad de México.

Gladis Cruz confesó que ella le entregó a Fátima a su pareja, pues él le había pedido una "novia joven", publica El Universal de México.

Según el relato de la mujer, ella se llevó a la niña de la escuela porque Mario amenazó con abusar sexualmente de sus dos hijos.

Vistieron a Fátima

Mario, en su obsesión por una novia joven que le durara por mucho tiempo, al tener a Fátima la vistió con un vestido que recién había comprado y le pintó las uñas.

Cuando se enteraron que eran buscados, el hombre y la mujer cometieron el feminicidio. Gladis Giovana Cruz confesó que ella misma asfixió con una faja a la pequeña de 7 años.

Tras el asesinato abandonaron el cuerpo en un solar baldío.

La pareja de Mario Alberto Reyes Nájera relató que el sujeto no mostró arrepentimiento, que ella sí se se arrepentía, pero que "no tenía opción", pues le tenía miedo y no quería que sus hijos salieran dañados.

Una tía de Mario Reyes los delató

Una tía de Mario Reyes, implicado junto con Giovana Cruz en el presunto feminicidio de Fátima, llamó a la Policía para que los detuvieran.

Ambos pidieron rentar un cuarto a Irma, tía de Mario, en el Ejido la Palma, en el Municipio de Isidro Fabela, Estado de México.

Irma y su pareja Mayela Adriana observaron el retrato de ambos, los cuales fueron difundidos en medios de comunicación, motivo por el que los reconocieron y les pidieron una explicación.

Mayela narró a REFORMA que decidieron llamar a la Policía porque Mario había encargado a Giovana retener a Fátima.

"Yo también tengo familia y pues la verdad si hubiera sido alguien de mi familia también los hubiera delatado.

"Se me hace horrible lo que hicieron", dijo.

Agregó que confesaron que asfixiaron a la pequeña de siete años después de saber que estaban siendo buscados.

La Prensa