EEUU condena a 15 años de cárcel a excandidato presidencial de Guatemala

Mario Amílcar Estrada Orellana "conspiró para solicitar dinero al cartel de Sinaloa", dijo el fiscal del distrito sur de Nueva York, Geoffrey Berman.

Mario Estrada fue arrestado el 17 de abril pasado en Miami, Estados Unidos.
Mario Estrada fue arrestado el 17 de abril pasado en Miami, Estados Unidos.

Nueva York.

Un excandidato presidencial de Guatemala, Mario Amílcar Estrada Orellana, fue sentenciado este martes a 15 años de prisión por narcotráfico, anunció el fiscal del distrito sur de Nueva York, Geoffrey Berman.

Estrada, de 59 años, se había declarado culpable ante el juez Jed Rakoff de participar en una conspiración para importar y distribuir toneladas de cocaína a Estados Unidos cuando era candidato a la presidencia de Guatemala en 2018 y 2019.

Había sido arrestado el 17 de abril pasado en Miami junto a su asesor Juan Pablo González Mayorga.

"Estrada conspiró para solicitar dinero al cartel de Sinaloa a fin de financiar un esquema corrupto que lo ayudase a alcanzar la presidencia de Guatemala", dijo Berman en un comunicado.

El excandidato del derechista Unión del Cambio Nacional (UCN) figuraba en los últimos lugares en las encuestas para las presidenciales de junio de 2019.

La Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York acusó a Mario Amílcar Estrada Orellana por cargos relacionados al narcotráfico.

Vínculos con el cartel de Sinaloa

"Estrada prometió ayudar al cartel a exportar toneladas de cocaína a Estados Unidos e intentó encargar el asesinato de rivales políticos", añadió.

Agentes de la agencia antidroga estadounidense, la DEA, se hicieron pasar por integrantes del cartel de Sinaloa y se reunieron con Estrada, quien les pidió financiación para su campaña electoral a cambio de ayuda y protección en el tráfico de drogas hacia Estados Unidos.

En esas reuniones, Estrada contó que el poderoso cartel mexicano Jalisco Nueva Generación le había ofrecido apoyo financiero para su campaña y que trabajaba con un narco guatemalteco que había también donado a su campaña.

Estrada y su coacusado, González, pidieron a los miembros del cartel de Sinaloa -que eran en realidad agentes de la DEA- que contrataran a sicarios para matar a rivales que mencionaron por nombre y apellido. Para ello acordaron entregar a los sicarios armas de fuego, incluidos rifles AK-47.

Tras su sentencia Estrada deberá cumplir con cuatro años de libertad condicional.

González será sentenciado el 15 de abril.

La Prensa