Arabia Saudí retira de EEUU a compañeros del autor de tiroteo en Pensacola

Previamente, el Pentágono anunció que el entrenamiento militar de los estudiantes saudíes se limitará "a las aulas" hasta que se complete la revisión de seguridad.

La entrada principal de la base aeronaval en Pensacola.
La entrada principal de la base aeronaval en Pensacola.

Washington, Estados Unidos

Estados Unidos enviará de vuelta a Arabia Saudita a 21 cadetes del reino que se entrenaban en el país, informó este lunes el Departamento de Justicia, luego de confirmar que el mortal ataque registrado en diciembre en una base naval en Florida (sureste) fue un atentado terrorista.

"Los 21 cadetes van a ser dados de baja de su plan de estudios en la academia militar de Estados Unidos y van a ser enviados a Arabia Saudita", dijo el fiscal general Bill Barr, especificando que los estudiantes regresarán a su país este lunes.

"Supimos que 21 miembros de las fuerzas armadas sauditas que se entrenaban aquí en Estados Unidos poseían material despreciativo" hacia el territorio estadounidense, explicó el fiscal general en una conferencia de prensa en Washington, para luego aclarar que no existe evidencia de que hayan asistido al atacante en su acción.

El pasado 6 de diciembre, Mohammed al-Shamrani mató a tres personas e hirió a otras ocho en la base naval y aérea de Pensacola, en el norte de Florida, antes de ser abatido. El fiscal confirmó este lunes que se trató de un acto terrorista.

El cadete saudí, de 21 años, estaba "motivado por una ideología yihadista", señaló Barr.

Según las autoridades, el 11 de septiembre de 2019, el día del 18º aniversario de los atantados terroristas en Nueva York y Washington, publicó un mensaje en las redes sociales diciendo que "la cuenta atrás ha comenzado".

También publicó otros mensajes yihadistas antiestadounidenses y antiisraelíes en las redes sociales dos horas antes del ataque a la base aérea.

De los 21 cadetes expulsados, "17 tenían contenido antiestadounidense o yihadista en las redes sociales", prosiguió Barr. "Quince individuos, incluyendo los 17 arriba mencionados, habían tenido algún contacto con pornografía infantil".

Ninguno de ellos será procesado judicialmente, aclaró Barr.

La Prensa