Migrantes denuncian ley que les niega visado en EEUU por ser "carga pública"

La última regla de la administración de Trump contra los migrantes busca negarles el visado.

Nueva York, Estados Unidos.

Abogados de grupos comunitarios de Nueva York urgieron este martes a la Corte de Apelación del Segundo Circuito a rechazar la medida del Gobierno de Estados Unidos que permite denegar visados o permisos de residencia a migrantes por ser una supuesta "carga pública" y beneficiarse de programas sociales.

En octubre, un juez federal bloqueó temporalmente la medida que, entre otras cuestiones, permitía negarles tarjetas de residencia legal a muchos migrantes que utilizan Medicaid, el seguro de salud del Gobierno de Estados Unidos para personas con dificultades económicas, así como cupones para alimentos y otras formas de asistencia pública.

Los grupos, en representación de las diversas comunidades raciales de Nueva York, dijeron que esta norma supondría una transformación del actual procedimiento e impondría un sesgo racista y clasista sobre las personas que aspiran a un cambio en su estatus migratorio.

"Rechazamos profundamente los intentos desvergonzados de imponer requisitos basados en la raza y la riqueza en nuestro sistema migratorio", señaló en un comunicado el codirector ejecutivo de la asociación "Make the Road New York", Javier Valdés, que considera que el sistema actual está de parte de los migrantes.

Valdés ha urgido a la Justicia a parar "la última tentativa" de la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, de denegar el estatus a los inmigrantes basándose en preceptos "peligrosos e ilegales" para redefinir el significado de "carga pública".

Vea: ¿Qué tropas extranjeras se quedan y cuáles abandonan Irak?

La demanda plantea que la norma de Trump ha estado motivada por un ánimo racial anticonstitucional, que intenta afectar a inmigrantes originarios de países con poblaciones no blancas y que demoniza a los inmigrantes de color.

Asimismo, la fiscal general de Nueva York, Letitia James, presentó otra demanda conjunta junto con el estado de Vermont y la ciudad de Nueva York para desafiar esta norma. EFE

La Prensa