"Presas políticas" de Nicaragua realizan una huelga de hambre por la salud de una rea

Al igual que las demás presas, Hernández inició la huelga de hambre para exigir ser atendida, antes de que fuera trasladada al hospital.

 En la imagen, la presidenta de la Asociación de Familiares de Presos Políticos (AFPP), Diana Lacayo. EFE/Jorge Torres/Archivo
En la imagen, la presidenta de la Asociación de Familiares de Presos Políticos (AFPP), Diana Lacayo. EFE/Jorge Torres/Archivo

Managua.

Un grupo de opositoras convictas iniciaron una huelga de hambre en Nicaragua para exigir a las autoridades la atención médica de una de ellas, informó este martes la Asociación de Familiares de Presos Políticos (AFPP).

Las "presas políticas" Ivania Álvarez, Olga Valle, Wendy Juárez, Olama Hurtado y la belga nicaragüense Amaya Coppens cumplieron este martes las primeras 24 horas en huelga de hambre en solidaridad con su compañera Neyma Hernández, dijo a Efe la presidenta de la AFPP, Diana Lacayo.

Al igual que las demás presas, Hernández inició la huelga de hambre para exigir ser atendida, antes de que fuera trasladada al hospital.

Según la AFPP, Hernández tiene problemas de tiroides y parálisis, pese a lo cual las autoridades le habrían negado la atención médica hasta ayer, cuando las reas iniciaron la huelga de hambre.

LEA: Cámara Baja de EEUU aprueba presupuestos con dinero para muro fronterizo

Los familiares de "presos políticos" conocieron que Hernández, de 25 años, permanece en el Hospital Roberto Huembes, donde fue trasladada supuestamente con fiebre y luego de sufrir un paro cardíaco.

Lacayo confirmó que las demás "presas políticas" en huelga de hambre no abandonarán su protesta hasta conocer que Hernández se haya recuperado, ya que no confían en las autoridades.

La huelga de hambre de las opositoras encarceladas se da en el contexto de una crisis sociopolítica que ha dejado entre 328 y 651 muertos, según organismos de derechos humanos locales y extranjeros, mientras que el Ejecutivo admite 200 víctimas.

Tanto la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), han responsabilizado por las muertes al Gobierno de Daniel Ortega, al que también señalan de torturas, ejecuciones extrajudiciales, violaciones sexuales, y otros abusos contra los opositores.

Ortega, quien se mantiene en el poder desde 2007, sostiene que se defiende de un "golpe de Estado fallido".

Actualmente hay más de 160 opositores encarcelados en Nicaragua, de acuerdo con la AFPP.

La crisis estalló en abril de 2018, con un levantamiento popular contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, luego de ataques armados del Gobierno contra manifestantes que dejaron cientos de muertos, presos y desaparecidos, así como miles de heridos.

La Prensa