Suman siete los muertos en 23 días de conflicto social en Bolivia

Las protestas arrancaron el 23 de octubre en Santa Cruz (este), dos días después de las elecciones, una huelga y bloqueos de calles, denunciando fraude en los comicios a favor del entonces mandatario izquierdista Evo Morales.

VER MÁS FOTOS
Dos ciudadanos fallecieron en La Paz (oeste), otros dos en Santa Cruz (este) y tres en enfrentamientos en Cochabamba (centro). AFP
Dos ciudadanos fallecieron en La Paz (oeste), otros dos en Santa Cruz (este) y tres en enfrentamientos en Cochabamba (centro). AFP

Bolivia.

Siete personas muertas, cuatro de ellas a bala, es el saldo de 23 días de conflictos en Bolivia tras las polémicas elecciones de octubre que llevaron a la renuncia de Evo Morales a la presidencia, informó este martes el fiscal general, Juan Lanchipa.

Dos ciudadanos fallecieron en La Paz (oeste), otros dos en Santa Cruz (este) y tres en enfrentamientos en Cochabamba (centro), según dijo Lanchipa, con base en datos recabados por el Instituto de Investigaciones Forenses. El anterior saldo daba cuenta de tres muertos.

"Todos estos casos serán investigados hasta establecer la verdad material y encontrar a los autores para que sean sancionados de acuerdo a ley", sostuvo Lanchipa.

El fiscal general llamó también a la población a "recuperar la calma y tranquilidad", tras la proclamación este martes como presidenta interina de la senadora Jeanine Añez, para suceder a Morales, asilado en México.

LEA: Almagro acusa a Evo de dar un "golpe de Estado" al robarse elección

Por su parte, el líder civil boliviano de derechas de Santa Cruz (este), Luis Fernando Camacho, anunció que ordenará en una asamblea popular la noche este martes el cese de las protestas en Bolivia, luego de que la senadora Jeanine Añez asumiera la presidencia interina del país.

"Se suspenden las medidas de presión a las doce de la noche (de este martes). Bolivia tiene una presidenta", dijo Camacho, quien tiene previsto retornar de La Paz a Santa Cruz, 900 km de distancia, tras la proclamación de Añez.

Las protestas arrancaron el 23 de octubre en Santa Cruz (este), dos días después de las elecciones, una huelga y bloqueos de calles, denunciando fraude en los comicios a favor del entonces mandatario izquierdista Evo Morales, corroboradas luego por una auditoría de la OEA.

En esta foto de archivo tomada el día 04 Agosto, 2019 Policía antidisturbios fuego de gas lacrimógeno para dispersar a las personas que toman parte en el bloqueo a la protesta contra los resultados de las elecciones del 20 de octubre en La Paz el 4 de noviembre de 2019. Los países de América Latina son actualmente siendo sacudido por el cambio político y la agitación. / AFP / Jorge Bernal

La medida se extendió pronto a las ciudades de Potosí (suroeste), Cochabamba (centro), Sucre (sureste), Tarija (extremo sur) y La Paz, sede de los poderes Ejecutivo y Legislativo, generando violentos choques entre partidarios oficialistas y opositores que dejaron siete muertos y casi 400 heridos.

La consigna fue primero por una segunda vuelta, luego por nuevas elecciones y después por la renuncia de Morales, quien acabó renunciando el domingo tras perder el apoyo de los militares. El exgobernante, un izquierdista indígena de 60 años que se mantuvo en el poder por casi 14 años, recibió asilo en México.

Camacho fue clave en el movimiento que motivó la caída de Morales, con apoyo de comités civiles, a los que se sumó un motín policial y luego la decisión de las Fuerzas Armadas de desobedecer al mandatario.