Más noticias

Cinco claves para entender la crisis política que sacude a Perú

El presidente Vizcarra disolvió el Congreso, su vicepresidenta renunció y sus opositores denuncian un golpe de Estado.

Vizcarra anunció ayer el cierre del Congreso en Perú en una lucha de poderes que enfrenta al ejecutivo y el legislativo./AFP.
Vizcarra anunció ayer el cierre del Congreso en Perú en una lucha de poderes que enfrenta al ejecutivo y el legislativo./AFP.

Lima, Perú.

La crisis política por la disolución del Congreso en Perú sorprendió a América Latina y levanta interrogantes sobre el futuro próximo del país. A continuación cinco claves para entender los acontecimientos:

1

¿Hubo golpe?

Los jefes del Congreso denunciaron un "golpe de Estado", pero todas las actividades e instituciones del país siguen funcionando con normalidad. Hasta el Parlamento sigue operando a través de su Comisión Permanente, de 27 miembros, entre ellos 18 fujimoristas, o sea de la oposición.

El gobierno de Martín Vizcarra no ha impuesto restricciones a las libertades civiles, no hay despliegues militares, refugiados en embajadas ni arrestos. Además, los nuevos comicios legislativos ya fueron convocados para enero.

2

¿Quién gobierna el país?

El Congreso suspendió al presidente y designó en su lugar a la vicepresidenta Mercedes Aráoz, pero el control de todo el gobierno sigue en manos de Vizcarra. Desde su juramentación, la vice no ha desarrollado actividades públicas y ha permanecido todo el martes en su apartamento del distrito de Miraflores, donde ha recibido a algunos opositores.

"En Perú no hay dilema de dos presidentes, hay un presidente que ejerce de hecho y derecho sus funciones", dice a la AFP el jurista Diego García-Sayan, expresidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

3

¿Quién dirimirá la crisis?

Los líderes parlamentarios pidieron apoyo de la Organización de Estados Americanos (OEA), pero ésta respondió que se trata de un asunto interno y les recomendó que acudan al Tribunal Constitucional peruano.

Los opositores dudan que puedan tener suerte en el Tribunal, el órgano que estuvo en el eje de la decisión de Vizcarra de disolver el Congreso.

4

¿Participación en comicios?

La convocatoria a las elecciones parlamentarias anticipadas el 26 de enero de 2020 representa un nuevo reto para los partidos en momentos de gran desprestigio por los reiterados escándalos de corrupción.

Los partidos de izquierda Nuevo Perú y Frente Amplio parten mejor posicionados, según los analistas.

"Los partidos políticos tendrán que evaluar cómo participan, pero lo que sí puede ocurrir en las elecciones es que Perú se incline hacia los grupos de izquierda, que son quienes apoyan la disolución del Congreso", dice a la AFP el analista político Fernando Rospigliosi.

Están habilitados para participar en las elecciones los 24 partidos legales, pero no se pueden postular los parlamentarios salientes por prohibición constitucional.

"Aún no hemos evaluado el tema de participar en las elecciones parlamentarias de 2020", dijo a la AFP el legislador socialdemócrata Jorge del Castillo, del partido Aprista del expresidente Alan García, quien se suicidó en abril pasado al enterarse que iba a ser detenido en el marco del escándalo de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

Vea: Renuncia de vicepresidenta Aráoz sume a Perú en nueva crisis

5

Investidura del nuevo gabinete

Las funciones del Congreso quedaron en manos de la Comisión Permanente, que integran 27 legisladores, entre ellos 18 ligados a la populista Keiko Fujimori, hija del también encarcelado expresidente Alberto Fujimori (1990-2000).

Una prueba de fuego que afrontará Vizcarra se dará a fin de octubre cuando los miembros de su nuevo gabinete ministerial acudan a la Comisión Permanente a sellar su investidura.

"¿Qué va a pasar si la Comisión no le concede la investidura", se pregunta el legislador socialdemócrata Jorge del Castillo.

En tal caso Vizcarra está obligado a nombrar un nuevo gabinete. Y se abrirá un nuevo capítulo en esta novela iniciada hace tres años cuando el banquero Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) venció ajustadamente a Keiko Fujimori.

Sin embargo, la heredera de Alberto Fujimori ganó por abrumadora mayoría en el Congreso y con ello mantuvo contra las cuerdas a Kuczynski hasta forzarlo a dimitir en marzo de 2018. Kuczynski está detenido desde hace cinco meses también en el marco del escándalo Odebrecht.