Más noticias

El FBI abre investigaciones por la muerte del magnate Jeffrey Epstein

Epstein fue encontrado sin vida en su celda donde esperaba juicio por explotación sexual de menores. El fiscal general dijo estar “horrorizado” por el supuesto suicidio.

VER MÁS FOTOS
Entre junio y septiembre estaba programado el juicio del millonario Jeffrey Epstein.AFP
Entre junio y septiembre estaba programado el juicio del millonario Jeffrey Epstein.AFP

NUEVA YORK.

El millonario financista estadounidense Jeffrey Epstein, acusado de explotación sexual de menores, fue hallado muerto en prisión ayer mientras aguardaba su juicio.

El hombre de 66 años, que había trabajado con innumerables políticos y celebridades a lo largo de los años y ya tenía una condena por delitos sexuales, fue encontrado sin vida en el Centro Correccional Metropolitano de Manhattan por “un aparente suicidio”, dijo el Departamento de Justicia estadounidense.

Su cuerpo fue hallado alrededor de las 06H30 locales (11H30 GMT) del sábado y llevado a un hospital en Nueva York, donde fue declarado muerto, agregó en un comunicado.

El fiscal general de Estados Unidos, Bill Barr, dijo que estaba “horrorizado” al enterarse del fallecimiento y aseguró que ha instruido al inspector general del Departamento de Justicia investigar sus circunstancias. El FBI había anunciado más temprano que abrió una investigación.

La muerte del señor Epstein plantea serias preguntas que deben ser respondidas”, dijo Barr en un comunicado.

El diario The New York Times y otros medios citaron a funcionarios asegurando que Epstein se había ahorcado.

La oficina de Medicina Forense de la ciudad confirmó la muerte, pero no informó sobre la causa o la hora del fallecimiento. Indicó que se ha iniciado una investigación médica.

Para saber
Juicio. Jeffrey Epstein, que negó los cargos, se enfrentaba a una pena de 45 años de prisión en caso de ser condenado. El juicio sería en junio de 2020.

Seguridad. El Centro Correccional Metropolitano, una instalación federal en Manhattan que a menudo es utilizada para alojar a sospechosos en espera o durante su juicio, es considerado uno de los penales más seguros de Estados Unidos.

Caso. El magnate, entre cuyos amigos están el presidente Donald Trump, el expresidente Bill Clinton y el príncipe Andrew de Gran Bretaña, había sido condenado por pagar a jóvenes por masajes sexuales en su mansión de Palm Beach.

Epstein ya había sido hallado en su celda el mes pasado inconsciente y con marcas en el cuello después de un aparente intento de suicidio. Sobre el millonario pesaba un cargo de explotación sexual de menores y otro de asociación para delinquir para explotar sexualmente a menores entre 2002 y 2005.

El escándalo. Hace un mes una acusación federal sacó a la luz lo que según investigadores era una extensa red de estudiantes de secundaria y universitarias forzadas a satisfacer el apetito sexual del multimillonario.

LEA: Estremecedor relato de una víctima de Jeffrey Epstein, el magnate que se suicidó

A él le gustan las mujeres hermosas... y muchas de ellas en edades jóvenes”, dijo en 2002 el hoy presidente estadounidense, Donald Trump, entonces amigo de Epstein.

En realidad, las mujeres no eran solo “jóvenes”, sino que supuestamente eran adolescentes menores de edad.

En aquel entonces, Epstein parecía estar más allá de los reproches: un brillante gerente de fondos de inversión, rico, amigo de políticos y celebridades, incluidos Trump y Bill Clinton.Pero sus lujosas mansiones en Palm Beach, Florida, y Nueva York escondían oscuros secretos, según una investigación de las autoridades estadounidenses y múltiples demandas de las presuntas víctimas.

Decenas de niñas, algunas de solo 14 años, supuestamente pasaban por el salón de “masajes” de Epstein, a veces en múltiples ocasiones al día. El cuarto estaba decorado con imágenes sugestivas y juguetes sexuales, según las acusaciones. Epstein parecía tener un ejército de reclutadoras, con frecuencia no mucho mayores que las víctimas, a las que se acercaban con sutileza y a quienes les presentaban al exprofesor de matemáticas como un benefactor. Epstein se había declarado culpable en 2008 en Florida de los cargos de solicitar prostitución y pasó un año en la cárcel.