Más noticias

Unos 40.000 manifestantes en Moscú para exigir elecciones libres

La oposición rusa llamó a manifestarse este sábado en Moscú.

Los manifestantes asisten a una manifestación en el centro de Moscú.
Los manifestantes asisten a una manifestación en el centro de Moscú. / Foto: AFP

Moscú, Rusia

Unas 40.000 personas se congregaron este sábado en Moscú para protestar por la exclusión de los candidatos de la oposición de las próximas elecciones locales, según la ONG Contador Blanco, especializada en el cómputo de manifestantes.

"A las 15H00, 40.000 personas", anunció la organización en su página de Facebook, lo que convierte esta manifestación autorizada en un éxito para la oposición rusa a pesar de la ausencia de todos sus líderes, que purgan cortas penas de prisión.

Privada de casi todos sus líderes, que se encuentran encarcelados, la oposición rusa llamó a manifestarse este sábado en Moscú por cuarto fin de semana consecutivo contra la exclusión de sus candidatos a las elecciones locales, en una concentración que esta vez fue autorizada.

La convocatoria, muy controlada, no podrá durar más que dos horas y a partir de las 14H00 (11H00 GMT) quedará limitada a la avenida Sájarov, cerca del centro de la capital rusa, donde más de 20.000 personas se concentraron el 20 de julio en la última manifestación autorizada hasta ahora.

Las dos convocatorias siguientes, prohibidas, se saldaron con 1.400 y 1.000 detenidos respectivamente, muestra del endurecimiento de la represión frente a la contestación.

También lo atestiguan los numerosos registros contra opositores o simples manifestantes, la apertura de una investigación por "blanqueamiento" a la organización del líder opositor Alexéi Navalni, y las cortas penas de prisión a las que fueron condenados casi todos sus aliados políticos.

Entre los líderes de la oposición liberal, la única que se libró de la detención fue la joven abogada Liubov Sobol, aún en libertad debido a que tiene un hijo de corta edad.

Sobol denunció el viernes en una conferencia de prensa "la intimidación y la represión política" y llamó a las autoridades a poner "fin inmediatamente a este ataque del Estado contra la sociedad".