Más noticias

Crecen alertas de viaje a EEUU por los altos niveles de violencia

Amnistía Internacional recomienda precaución a quienes visiten el país norteamericano por presencia de “armas de fuego entre la población.” Mayor riesgo por cuestión de raza.

Luto. Una mujer se arrodilla frente a los arreglos florales en memoria de los muertos en El Paso (Texas). AFP
Luto. Una mujer se arrodilla frente a los arreglos florales en memoria de los muertos en El Paso (Texas). AFP

NUEVA YORK.

Por regla general, el Departamento de Estado estadounidense es el que insta a sus compatriotas a no viajar a lugares como Cuba, Venezuela, Honduras, Hong Kong, algunas partes de México, Oriente Medio y otros lugares donde sus turistas podrían correr peligro. Ahora, la nación más protectora está siendo tratada como una de las más peligrosas para visitar a raíz de los dos últimos atentados ocurrido en Dayton (Ohio) y El Paso (Texas) que dejaron el acumulado de 31 víctimas.

Ayer, Amnistía Internacional (AI) emitió una advertencia sobre los viajes a EEUU a la luz de los continuados altos niveles de violencia armada en el país” y pidió a quienes lo visiten que extremen la precaución y cuenten con un plan de contingencia.

Las dos matanzas reabrieron el debate sobre las armas de fuego en EEUU, donde cada año mueren 40,000 personas en incidentes, incluyendo suicidios.

En un comunicado de su división en EEUU, AI recomienda “estar extremadamente vigilante en todos los momentos y ser consciente de la omnipresencia de armas de fuego entre la población”. Asimismo, la organización pide “evitar lugares donde se concentren grandes cantidades de personas, especialmente eventos culturales, lugares de culto, escuelas o centros comerciales” y también incrementar la cautela a la hora de “visitar bares locales, clubes de fiesta o casinos”. La ONG advierte de que “dependiendo de la identidad de género del viajero, la raza, el país de origen, la etnia o la orientación sexual, pueden encontrarse en un mayor riesgo de ser el objetivo de violencia armada, y deberían planear de manera acorde”. El tiroteo de El Paso, a manos de Patrick Crusius, estuvo motivado según las autoridades por una ideología supremacista blanca, ya que identificó un Walmart de la ciudad fronteriza donde quienes principalmente acuden a comprar son hispanos. De los 22 muertos, ocho fueron de nacionalidad mexicana.

Los niveles de alerta de EEUU
EEUU cataloga los lugares a los que viajan sus ciudadanos en cuatro niveles. Un ejemplo del cuarto nivel es el caso de Afganistán. Honduras, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Cuba o República Dominicana están en el nivel tres, en el que instan a que se reconsidere el viaje. México, Francia o España se ubican en el nivel dos, donde es necesario extremar las precauciones, según los parámetros del Departamento de Estado.

Alarma. El 5 de agosto, cuando se registró la matanza en Dayton que acabó con la vida de nueve personas, era el día 217 de este año. Hasta ese momento se habían registrado 255 ejecuciones masivas por arma de fuego con más de dos centenares de víctimas mortales. Significa que se ha producido más de un tiroteo diario en EEUU, una cifra ofrecida por el Archivo de Violencia por Armas que pone en alerta a otros países.

Los países que reaccionaron con más rapidez para proteger a sus nacionales de viajar a EEUU fueron Venezuela, Uruguay y Japón, quienes se unieron a otros como Irlanda, Francia, Alemania, Canadá y Nueva Zelanda. El consulado de Japón en Detroit, alertó a sus nacionales de que no es recomendable viajar a EEUU en la actualidad.

Datos
10 ciudades más peligrosas de EEUU: Detroit, Cleveland, Baltimore, St. Louis, Oakland, Memphis, Birmingham, Atlanta, Stockton y Buffalo.
250 tiroteos masivos se registran en EEUU solo en 2019.

El gobierno de Nueva Zelanda hizo lo propio debido a que existe un “índice más alto que en su país de crímenes violentos y posesión de armas de fuego”, ya que “hay asesinatos activos que ocurren recurrentemente en EEUU”.

El cineasta estadounidense, Michael Moore hizo eco del comunicado de Uruguay y expresó: “Las armas en EEUU siempre han estado vinculadas a la supremacía masculina blanca”.

Pregúntenle a los indígenas, a los esclavos, a los estudiantes de todas partes, a las mujeres maltratadas, a cualquier chófer negro... a los fieles en una iglesia de Charleston o a los compradores latinos en un Walmart en El Paso”, añadió.