Más noticias

FBI investiga como terrorismo tiroteo en festival de California

Las víctimas del tiroteo en Gilroy fueron sepultadas este martes en California.

Familiares de Keyla Salazar, una joven de 13 años que murió en el tiroteo de Gilroy, le dan el último adiós en el funeral celebrado en Gilroy./AFP.
Familiares de Keyla Salazar, una joven de 13 años que murió en el tiroteo de Gilroy, le dan el último adiós en el funeral celebrado en Gilroy./AFP.

California, Estados Unidos.

El FBI abrió una investigación sobre terrorismo interno por el tiroteo en un festival gastronómico de California el mes pasado, después de encontrar pruebas de "ideologías violentas" en dispositivos digitales del autor del atentado, dijeron el martes funcionarios de esa agencia federal estadounidense.

"Debido al descubrimiento de la lista de objetivos, así como a otra información que encontramos en esta investigación, el FBI ha abierto una investigación completa de terrorismo doméstico en este tiroteo masivo", dijo el agente especial John Bennett en una conferencia de prensa en Gilroy, 130 kilómetros al sureste de San Francisco.

El FBI procura ahora pruebas de que el individuo cometió su acto de violencia debido a una motivación ideológica, indicó.

Las identidades de los objetivos específicos no se harán públicas mientras la investigación esté en curso, pero los que están en la lista fueron notificados, agregó.

Santino William Legan mató a tres personas, incluidos dos niños, en la feria gastronómica Garlic Festival en Gilroy, en el norte de California, el 28 de julio pasado, antes de ser confrontado por la policía y pegarse un tiro.

Vea: Abuela evita tiroteo masivo en Texas tras persuadir a su nieto

El joven de 19 años compiló una lista de posibles objetivos que incluyen instituciones religiosas, edificios federales, juzgados y sedes de los partidos políticos demócrata y republicano, además del evento en el que actuó, dijo el agente especial John Bennett.

Legan, quien usó un rifle de asalto tipo AK47, llevaba un chaleco antibalas durante el ataque, dijo por su parte el jefe de policía de Gilroy, Scot Smithee.

"El sospechoso fue alcanzado por los disparos de los policías varias veces. Ninguna de las personas que murieron en este incidente fue alcanzada por fuego amigo. Todos fueron asesinados por el sospechoso", aclaró.

El informe forense indicó que el sospechoso cometió suicidio, provocado por una herida de bala en la cabeza.