Más noticias

Obama denuncia las políticas racistas de Trump tras tiroteos en EEUU

El ex presidente envió un contundente mensaje a su sucesor en la Casa Blanca tras masacres en Texas y Ohio.

Los nombres de las 22 víctimas de la masacre en El Paso fueron escritos en cruces de madera en las afueras del centro comercial donde ocurrió el ataque./AFP.
Los nombres de las 22 víctimas de la masacre en El Paso fueron escritos en cruces de madera en las afueras del centro comercial donde ocurrió el ataque./AFP.

Washington, Estados Unidos.

El expresidente de Estados Unidos Barack Obama llamó el lunes a rechazar la retórica de todo líder que aliente un "clima de miedo" y normalice "sentimientos racistas", tras dos tiroteos en Texas y Ohio que dejaron 31 muertos, al menos ocho de ellos mexicanos.

"Deberíamos rechazar por completo el lenguaje que sale de la boca de cualquiera de nuestros líderes que alimente un clima de miedo y odio o normalice los sentimientos racistas", dijo Obama en un comunicado publicado en las redes sociales.

Dos masacres el fin de semana, perpetradas por atacantes blancos en El Paso (Texas), en la frontera sur del país, y en Dayton (Ohio), en el noreste, dejaron 31 muertos y unos 50 heridos, según el último balance oficial. Autoridades de México dijeron que ocho de las víctimas son mexicanas.

Obama no nombró específicamente al presidente Donald Trump, quien tras las matanzas fue acusado de avivar las llamas de la intolerancia a través de su retórica antiinmigrante y tildada de racista con respecto a los negros y las minorías étnicas.

Pero Obama, primer afroamericano en llegar a la Casa Blanca, destacó en su mensaje a los líderes que "demonizan a aquellos que no se parecen a nosotros, o sugieren que otras personas, incluidos los inmigrantes, amenazan nuestra forma de vida, o se refieren a otras personas como infrahumanas, o implican que Estados Unidos pertenece solo a un cierto tipo de personas".

Vea: Padre hispano murió protegiendo a su familia en tiroteo en El Paso

El exmandatario también llamó a exigir cambios en la legislación con respecto a las armas.

"Cada vez que esto sucede, se nos dice que leyes más estrictas sobre armas no detendrán todos los asesinatos; que no evitarán que cada individuo trastornado obtenga un arma y dispare a personas inocentes en lugares públicos. Pero la evidencia muestra que pueden detener algunos asesinatos", afirmó.

Ningún otro país en el mundo tiene tiroteos masivos con la frecuencia de Estados Unidos, y ninguna otra nación desarrollada tolera los niveles de violencia armada que toleran los estadounidenses, apuntó.