Más noticias

Bukele y Obrador se reunirán para discutir crisis migratoria

El mandatario salvadoreño viajará a Tapachula para buscar estrategias junto a AMLO para frenar la migración.

Obrador y Bukele se reunieron en la capital mexicana antes de que el mandatario salvadoreño asumiera el poder.
Obrador y Bukele se reunieron en la capital mexicana antes de que el mandatario salvadoreño asumiera el poder.

Ciudad de México.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció este lunes que se reunirá con su homólogo salvadoreño, Nayib Bukele, cerca de la frontera con Guatemala el próximo jueves, mientras recibe la presión de Estados Unidos para frenar la ola migratoria de Centroamérica.

"Me voy a reunir con el presidente Nayib Bukele, de El Salvador, que acaba de entrar en funciones. Es una gente joven, inteligente, progresista", dijo el mandatario mexicano en su acostumbrada conferencia matutina.

La reunión está prevista para el próximo jueves en Tapachula, una ciudad fronteriza con Guatemala que tiene varias estaciones migratorias donde miles de migrantes centroamericanos son procesados y muchas veces deportados.

Bukele asumió el 1 de junio como presidente de El Salvador con el desafío de enfrentar una alicaída economía dolarizada y una violencia que impulsan a sus ciudadanos a emigrar en masa.

Desde octubre del año pasado, miles de centroamericanos que huyen de la pobreza y la violencia de sus países se organizan en multitudinarias caravanas para migrar a través de México hasta la frontera con Estados Unidos, donde buscan pedir asilo o entrar de manera clandestina.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha calificado estas caravanas de "invasión", y recientemente amenazó a México con imponer aranceles a todas sus exportaciones si no tomaba acciones contundentes para frenar a los migrantes.

Vea: Migrantes desafían la muerte en el caudaloso río Bravo

Tras tensas negociaciones binacionales, México obtuvo una tregua de 45 días en la que se comprometió a desplegar 6000 elementos de la Guardia Nacional en su frontera sur, así como implementar medidas para ordenar y controlar el tránsito de migrantes.

El domingo, 791 centroamericanos sin documentos migratorios, entre ellos al menos 368 niños menores de ocho años, fueron detenidos en el estado de Veracruz (este).

Paralelamente, México busca financiamiento por parte de Estados Unidos para un plan de desarrollo en Centroamérica que mejore la calidad de vida en esa región y evite la emigración.