Más noticias

Guatemala: exprimera dama lidera sondeos electorales

Sandra Torres, exesposa del expresidente Colom, pasaría a la segunda vuelta a realizarse el 11 de agosto. El rival de Torres en el balotaje sería Alejandro Giammattei o Roberto Arzú.

Sandra Torres buscará por tercera vez la Presidencia de la mano del mismo partido que llevó a su exmarido al poder.AFP
Sandra Torres buscará por tercera vez la Presidencia de la mano del mismo partido que llevó a su exmarido al poder.AFP

Guatemala.

Más de ocho millones de guatemaltecos votan el domingo en las elecciones generales con la esperanza de salir del marasmo de la corrupción, la violencia y la galopante pobreza que impulsan la masiva emigración hacia EEUU.

El combate contra la pobreza y la violencia criminal dominan la oferta de los 19 candidatos que buscan suceder al presidente Jimmy Morales, un excomediante de televisión que ganó en 2015 tras la renuncia del expresidente Otto Pérez cuatro meses antes de culminar su mandato por cargos de corrupción y en medio de masivas protestas.

En corto
1Pese a que Sandra Torres encabeza las preferencias, también lidera el “antivoto”, debido a que el 34.10% de los encuestados respondió a la pregunta “¿Por cuál candidato usted nunca votaría?” por ella, mientras que apenas el 3,30% por Arzú y el 2% por Giammattei.

2En un probable balotaje, el sondeo asegura que Giammattei se impondría ante Torres con un 38% contra el 34%.

Morales concluye su mandato de cuatro años con la popularidad por los suelos y con el pedido de la fiscalía de investigarlo por corrupción. Ninguno de los candidatos aparece en las encuestas con posibilidades de ganar en la primera vuelta, por lo que se augura un balotaje en agosto.

La favorita es la socialdemócrata Sandra Torres, exesposa del expresidente Álvaro Colom (2008-2012), de quien se divorció en 2011 para poder postularse a la primera magistratura.

Le sigue el derechista Alejandro Giammattei, quien se postula por cuarta vez, aunque algunas proyecciones ubican a Roberto Arzú, hijo del fallecido expresidente Álvaro Arzú (1996-2000), como un posible segundo lugar en su primera incursión para alcanzar la presidencia.

Sandra Torres es líder en las encuestas con el 22,60% de la intención de voto, por lo que tiene una alta probabilidad de pasar a una segunda vuelta el 11 de agosto. Detrás de Torres, la encuesta ubica al exdirector del Sistema Penitenciario Alejandro Giammattei, con un 11,60%; y en el tercer lugar se encuentra Roberto Arzú con un 9,20% de las preferencias. Esto, advierte la Fundación Libertad y Desarrollo, que contrató a la empresa encuestadora CID-Gallup Latinoamérica para realizar el estudio, significa un “empate técnico” entre Giammattei y Arzú.

Polémica. El proceso electoral estuvo marcado por la exclusión de la exfiscal general Thelma Aldana, una de las favoritas y abanderada de la lucha contra la corrupción, que fue marginada del proceso por decisiones judiciales ante denuncias de irregularidades en su contra cuando era jefa del Ministerio Público.

Enfrentada a amenazas de muerte, Aldana se asiló primero en El Salvador y luego en EEUU, donde permanece.

Según la Alianza por las Reformas, que agrupa a unas 40 organizaciones civiles, la exclusión de Aldana es “una clara represalia por las investigaciones que la exfiscal realizó contra el presidente (Jimmy Morales), su familia y miembros de su partido político por actos de corrupción”.

Aunque algunos candidatos con pocas opciones impulsan la permanencia de la Cicig, los aspirantes con posibilidades han descartado la continuidad del ente que funcionaba desde 2007 para atacar la enraizada corrupción e impunidad.

Por ejemplo, la candidata indígena maya-mam Thelma Cabrera, que figura entre los cinco primeros según los sondeos, aseguró que Guatemala necesita una reforma estructural urgente con cambios constitucionales para cambiar lo que llamó un “Estado podrido”.

Fiscal deja el país por amenazas

GUATEMALA. El fiscal de delitos electorales de Guatemala, Óscar Schaad, salió del país por “amenazas” recibidas cuando se acercan las elecciones, informó ayer la titular del Ministerio Público, Consuelo Porras.
La fiscal general explicó que Schaad salió del país con un permiso para ausentarse por tres meses, aunque no reveló en qué momento partió ni dio detalles de las amenazas que recibió el funcionario a cargo de perseguir los delitos electorales. “Es necesario solicitar por el momento este permiso para poder procurar la seguridad de mi familia y la propia ante amenazas que han sido tangibles hacia mi persona”, señaló Schaad en una carta leída por Porras.

La solicitud de Schaad agrega: “Mi estadía en el puesto más allá de la presente fecha pondría en un riesgo mayor a mi familia, lo cual motiva esta petición”.

La fiscal general agregó que el caso es investigado por las unidades de Narcoactividad y Delitos contra la Vida del Ministerio Público. Interinamente, la sección electoral estará a cargo de José Curruchiche, apuntó.
La fiscalía de delitos electorales tiene entre sus funciones la revisión del financiamiento que reciben los partidos políticos ante la posible infiltración del crimen organizado y la utilización de recursos públicos, así como investigar denuncias de ilícitos durante la votación.

Schaad es uno de los fiscales más notorios debido a las investigaciones que ha realizado en contra de partidos políticos que han violentado dichas normas.