Más noticias

Nayib Bukele recibe el bastón de mando de la Fuerza Armada

El presidente de El Salvador rompió el protocolo y pidió a los soldados que juraran defender a la patria de "las amenazas internas y externas".

El presidente de El Salvador rompió el protocolo y pidió a los soldados que juraran defender a la patria de 'las amenazas internas y externas'.
El presidente de El Salvador rompió el protocolo y pidió a los soldados que juraran defender a la patria de 'las amenazas internas y externas'.

San Salvador.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, recibió este martes el bastón de mando de comandante general de la Fuerza Armada de este país centroamericano, en el que los militares apoyan a la Policía en tareas de seguridad pública.

Bukele, un empresario de publicidad de 37 años, recibió el bastón de mando de manos del ministro de Defensa, René Merino Monroy, en un acto oficial celebrado en la Escuela Militar "Capitán General Gerardo Barrios", en San Salvador.

Durante el evento, Bukele pasó revista a las tropas del Ejército y guardó un minuto de silencio por los efectivos militares que han fallecido en cumplimiento de su deber.

Lea: Bukele acusa al FMLN de pagar a pandillas para matar policías

Además, el mandatario rompió el protocolo y pidió a los elementos castrenses que juraran defender a la patria de "las amenazas internas y externas".

"Como su comandante general les voy a dar una orden y les pido que hagan un juramento. Juráis defender a nuestra patria de las amenazas internas y externas, de los enemigos externos e internos y a cumplir las órdenes de su comandante general", dijo Bukele a los efectivos militares.

Actualmente, más de 10,400 soldados están desplegados en diferentes zonas de El Salvador para realizar labores de seguridad, pese a las peticiones de las organizaciones sociales de desmilitarizar la seguridad pública.

Lea también: A golpe de tuit, Bukele erradica el nepotismo

El Salvador es considerado uno de los países más violentos del mundo por las tasas de homicidios por cada 100,000 habitantes de entre 103 y 50.3 registradas entre 2015 y 2018, índices atribuidos principalmente a las pandillas Mara Salvatrucha (MS13), Barrio 18 y otras minoritarias.

Estos grupos criminales poseen unos 60,000 miembros en todo el país, y también son acusados de cometer la mayoría de crímenes contra policías y militares.

Las pandillas, un fenómeno considerado como herencia de la guerra civil (1980-1992) y que se fortaleció con la deportación de pandilleros de Estados Unidos, han resistido a los planes de seguridad implementados en las últimas cuatro Administraciones.