Más noticias

Chernóbil, la tragedia que aún estremece al mundo

El peor desastre nuclear de la historia revive en una serie de HBO que rompe récords.

La cifra de turistas que visitan la ciudad aumenta tras el éxito de ‘Chernóbil’.
La cifra de turistas que visitan la ciudad aumenta tras el éxito de ‘Chernóbil’.

Moscú.

A 33 años de la explosión de un reactor nuclear en la ciudad ucraniana de Chernóbil, la tragedia vuelve a estremecer a una generación que desconocía los detalles del peor desastre nuclear en el mundo.

Una serie de cinco episodios de la cadena HBO, basada en el libro “Voces de Chernóbil”, de la ganadora del Nobel Svetlana Alexievich, ha reavivado el interés por una de las catástrofes más impactantes de la historia moderna.

La explosión ocurrió la madrugada del 26 de abril de 1986, pero la radiación persiste hasta hoy en día en la zona de exclusión y en las regiones aledañas en el norte de Ucrania.

LEA: El océano, un pulmón para el planeta clave en la crisis climática

Aquel trágico día, uno de los reactores de la central atómica de Chernóbil, situada a dos horas de Kiev, explotó, mientras un grupo de ingenieros realizaban una prueba de seguridad. La onda expansiva lanzó a la atmósfera el equivalente a 500 bombas de Hiroshima y liberó material radiactivo por toda Rusia, Ucrania y Europa del Este.

Dato
1) El 26 de abril de 1986 explotó el reactor número 4 de la planta nuclear de Chernóbil liberando material radiactivo por toda Europa del Este.


2) El 28 de abril, dos días después del accidente, Suecia detectó una fuerte subida de la radiación en su territorio. Sin embargo, el entonces jefe de Estado soviético, Mijail Gorbachov, no admitió lo ocurrido hasta el 14 de marzo.


3) El 30 de abril se ordena la evacuación inmediata de más de 50,000 personas en las ciudades cercanas a Chernóbil.


4) En 1990 se termina la construcción de una capa de hormigón para aislar la radiación nuclear y se recaudan millones de euros para levantar un enorme sarcófago sobre el reactor.


5) En el 2,000 el Gobierno desactiva el último reactor operativo, el número 3, y la central se cierra de forma definitiva.

Kr Chernobyl4 070619(800x600)
El accidente de Chernobyl se clasificó como nivel 7, el más alto en la Escala mundial de Sucesos Nucleares.

Mijaíl Gorbachov, el último líder de la Unión Soviética, fue informado de inmediato sobre la explosión pero decidió mantener en secreto lo ocurrido.

Fue Suecia que detectó los vientos radioactivos y dio la voz de alarma a Occidente, obligando a los soviéticos a reconocer que se había producido un accidente en Chernóbil, así sin más detalles. La información fue liberada a cuentagotas por el Gobierno de Gorbachov, aumentando la confusión y el pánico en Ucrania y Europa del Este.

“Se toman medidas para eliminar las consecuencias de la avería. Las víctimas reciben ayuda. Se ha creado una comisión gubernamental”, informó el Gobierno soviético en un telegrama leído en el noticiero oficial.

“El evento era tan catastrófico y la escala del desastre era tal que ni siquiera los especialistas bien formados, que entendían con exactitud la energía nuclear, podían asimilar lo que estaban viendo”, relató a la BBC Adam Higginbotham, autor del libro “Medianoche en Chernóbil”.Kr Chernobyul5 070619(800x600)

Los expertos de la central nuclear sabían que los niveles de radiación borrarían toda vida de la ciudad, sin embargo, no tenían la potestad para ordenar la evacuación.

“Le dije (al Gobierno) que había niños corriendo por las calles, gente colgando ropa para secarla. Y la atmósfera era radioactiva”, indicó Armen Abagian, director de un instituto de investigación sobre energía nuclear en Moscú.

Finalmente, Gorbachov ordenó la evacuación de todas las ciudades dentro de un radio de 30 kilómetros de la planta. Más de 50,000 personas abandonaron las ciudades de Prípiat y Chernóbil. Según el Comité Científico sobre los Efectos de la Radiación Nuclear de la ONU, 30 personas murieron al exponerse a la radiación directa al intentar apagar el fuego del reactor que ardió durante 10 días. Otros 4,000 murieron en los últimos 30 años tras ser alcanzados por la radiación. La ONU también estimó que unas 5,000 personas morirán en los próximos años por enfermedades relacionadas con la radiación en esa región, que cubre más de 4,000 kilómetros cuadrados, en un área semi abandonada.

Expertos afirman que el desastre nuclear propició la caída de la Unión Soviética. Las consecuencias económicas golpearon al Gobierno de Gorbachov tras cerrarse la planta nuclear y las fábricas soviéticas que estaban en auge. “Chernóbil fue un momento clave en la desintegración de la URSS no solo por el coste económico o el incremento de la desconfianza hacia las instituciones por parte de los soviéticos, sino también por cómo cambió al propio Gorbachov”, agregó Higginbotham.Kr Grafico Chernobili 07061(1024x768)

“Gorbachov lo dijo: Chernóbil fue el principio del fin de la Unión Soviética, porque no pudieron mantener el sistema bajo control al manipular la información’, afirmó por su parte el guionista Craig Mazin.

Recuperación.

Tras la tragedia, las autoridades enviaron “liquidadores” a la ciudad, encargados de destruir toda la vida animal en la región. Un año después construyeron un gigantesco sarcófago para contener el material radioactivo del reactor destruido. La construcción costó 1,426 millones de euros, y fue financiado por el Banco Europeo de Inversiones y los gobiernos europeos ante la imposibilidad de Ucrania para pagar la factura. El sarcófago tiene forma de arco y mide 108 metros de alto y 162 de largo con un arco de 275 metros, y está diseñado para soportar incendios, tornados y terremotos.

Luego de la construcción del sarcófago, el Gobierno de Leonid Kuchma ordenó el cierre definitivo de la tercera unidad de la planta en el año 2000 hasta que la central fue clausurada. El territorio afectado por la contaminación, dada la escala del contagio, seguirá inhabitable por cientos de años y las consecuencias siguen afectando a miles en el norte de Ucrania.

Según científicos de los Laboratorios de Investigación Greenpeace en la Universidad de Exeter, en Gran Bretaña, las lecturas de radiactividad en la leche ordeñada de vacas que pastan en pueblos a 225 kilómetros de distancia de Chernóbil rebasan hasta cinco veces el límite oficial del gobierno ucraniano para los adultos, y más de 12 veces el límite para los niños. Eso significa que gran parte de la población sigue expuesta a altos niveles de radiación a través de alimentos y el aire en la región.Kr Chernobyl2 070619(800x600)

Turismo.

Tanto Prípiat como Chernóbil lucen hoy como un escenario postapocalíptico, y tras el éxito de la serie de HBO, han despertado el interés de los turistas que realizan visitas guiadas a estas ciudades congeladas en el tiempo. La cantidad de visitantes que buscan entrar a la Zona de Exclusión de Chernóbil, un área contaminada de unos 30 kilómetros de radio que rodea a la planta de energía, ha aumentado en un 40% tras la emisión del mini documental, según las empresas de turismo locales.

Estrictamente vigiladas por las autoridades, estas empresas realizan excursiones guiadas a la ciudad con extremas medidas de seguridad.

Los turistas toman un autobús en Kiev, ubicada a dos horas de Chernóbil, para trasladarse a la zona de exclusión. Una vez en el lugar se les advierte que no deben tener contacto alguno con objetos abandonados, la vegetación, o sentarse en el suelo.

Al terminar la visita pasan por escáneres corporales para revisar los niveles de radiación o si fueron contaminados con polvo radioactivo, en cuyos casos deben pasar por una especie de ‘limpiador’ especial para evitar esparcir la radiación.JG Dossier Chernobyl(1024x768)

La cronología del accidente nuclear