Más noticias

México insta a EEUU a agilizar oficiales aduanales en frontera común

La reubicación de los agentes de CBP provocó en abril un atraso en el cruce fronterizo.

México envió una nota diplomática por los constantes retrasos.
México envió una nota diplomática por los constantes retrasos. / Foto: AFP

Ciudad de México, México

El gobierno de xico pidió este jueves a la administración del presidente estadounidense, Donald Trump, reasignar a sus oficiales fronterizos para disminuir los tiempos de espera para cruzar la línea divisoria, que han llegado a ser de hasta cinco horas, informó este jueves la cancillería mexicana.

Washington reasignó a personal de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), que opera en los puertos de entrada, a labores de apoyo a la patrulla fronteriza, en respuesta a la llegada a gran escala de migrantes indocumentados centroamericanos.

La reunión de funcionarios mexicanos y estadounidenses que se llevó a cabo este jueves en la Ciudad de xico estaba programada para julio, pero se adelantó a petición del gobierno mexicano, dijo la cancillería.

México "reiteró" su petición "para que se reintegre a estos oficiales de CBP a sus puestos en los puertos en la frontera México-Estados Unidos (de más de 3.000 km) y, de esta manera, mitigar las afectaciones a los flujos transfronterizos de bienes y viajeros", apuntó la cancillería.

La reubicación de los agentes de CBP provocó en abril que el tiempo de espera fuera de hasta cinco horas en promedio en la mexicana Ciudad Juárez, por donde cruzan diariamente unas 66.000 personas.

Por los puentes de esa ciudad, se hacen además unos 6.000 cruces diarios de mercancías, según cifras de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canar).

Más del 80% de las exportaciones mexicanas tienen como destino Estados Unidos. Ambos países junto con Canadá están a la espera de la ratificación del T-MEC, el renegociado tratado de libre comercio entre los tres países.

Desde el año pasado, miles de personas, mayoritariamente centroamericanas, han recorrido México en multitudinarias caravanas con la esperanza de llegar a Estados Unidos para pedir refugio, huyendo de la violencia y la pobreza en sus países.

El presidente Trump considera este éxodo una amenaza a la seguridad nacional y ha exigido a México que lo detenga, al mismo tiempo que refuerza la vigilancia en la frontera.