Más noticias

Argentina: Amenaza de bomba en la Casa Rosada

Las autoridades argentinas enfrentan varias amenazas contra Macri a pocas semanas de las elecciones.

Autoridades argentinas desplegaron un operativo de seguridad en la Casa Rosada y el Congreso./AFP.
Autoridades argentinas desplegaron un operativo de seguridad en la Casa Rosada y el Congreso./AFP.

Buenos Aires, Argentina.

Autoridades policiales argentinas desplegaron este lunes sendos operativos en la Casa Rosada, sede de la Presidencia de Argentina, y en un edificio de la Cámara de Diputados, por amenazas de bomba, informaron a Efe fuentes oficiales.

En el caso de la sede de Gobierno, ubicada en la Plaza de Mayo en Buenos Aires, la amenaza se recibió por un llamada telefónica en la que se advertía de que iban a hacer entrar "una bomba en un auto".



Finalmente, según las fuentes, no entró ningún vehículo con artefacto, aunque el personal de seguridad del edificio, que depende de la Casa Militar, activó el protocolo de seguridad, que no requirió evacuar a los empleados.

Esta situación se da pocas horas después de que un hombre de 36 años fuera detenido cuando trataba de acceder con un revólver a la Casa Rosada, donde pedía tener una audiencia con el presidente Mauricio Macri.

En lo que respecta al edificio anexo de la Cámara de Diputados, ubicado justo enfrente del Palacio Legislativo y donde se ubican multitud de despachos de los legisladores y salas de comisiones, sí se requirió que el personal abandonara el edificio para que el personal de antiexplosivos inspeccionara el interior.

Vea: Comando Sur de EEUU se pone a disposición de Guaidó

Esta no es la primera vez que se dan este tipo de amenazas en estos lugares, que en el caso de hoy lunes como ha pasado en otras ocasiones resultan ser falsa alarma.

Argentina vive un creciente clima electoral de cara a los comicios presidenciales de octubre próximo -tras unas primarias en agosto, en las que se elegirán los candidatos definitivos de cada partido-, en medio de una crisis económica que comenzó hace un año tras la abrupta devaluación del peso, que generó una aceleración de la inflación, recesión y aumento de los niveles de pobreza. EFE