Más noticias

Interactivo: Lo que pasa cuando un rayo golpea un avión

Se considera un fenómeno raro que un rayo ocasione daños severos en un avión.

VER MÁS FOTOS

Moscú, Rusia

Se considera un fenómeno raro, ya que en condiciones normales un avión no debería resultar dañado más que un fuerte estruendo y destello de luz.

Este resultado es lo que se tendría que esperar en el caso del Superjet-100 de la empresa Aeroflot que aterrizó de emergencia en el aeropuerto Sheremetyevo de Moscú, Rusia.

Las primeras declaraciones de la tripulación y pasajeros que vieron el destello de luz del rayo mencionan que varios de los sistemas se desactivaron.

Sin la disponibilidad de comunicarse por radio, los pilotos decidieron regresar e iniciar el aterrizaje de emergencia.

Nota: Selecciona los elementos para mostrar información.

Si la hipótesis de las fallas ocasionadas por el impacto del trueno resulta ser cierta, la certificación y diseño del SJ-100 probablemente tendrá que ser revisada, aseguran expertos en aviación.

Según expertos, se supone que las aeronaves modernas están completamente protegidas por los rayos, pues su fuselaje está diseñado para funcionar como una jaula de Faraday, de modo que las corrientes eléctricas de los rayos no alcancen lo que hay dentro de él.

LEA. Imágenes del avión que se incendió al aterrizar de emergencia en Moscú

Se entiende que cada componente electrónico de los aviones modernos son resistentes a altas cargas eléctricas, siendo este uno de los requisitos para la certificación de vuelo.

El último accidente de avión comercial directamente atribuido a un rayo ocurrió en 1967, cuando se incendió uno de los tanques de combustible de un Boeing 707. El ala izquierda se destruyó completamente y el avión de desplomó, matando a los 81 ocupantes.

Sin embargo, en el caso del vuelo SU1492 de Aeroflot, el rayo parece ser la única causa que desencadenó una serie de eventos que eventualmente llevó al accidente del avión al momento de aterrizar.

De acuerdo con fuentes citadas por el medio Kommersant, la autoridad de aviación rusa, Rosaviatsia, no tiene planes de suspender las operaciones del Superjet-100 a menos de que las investigaciones preliminares den una base relevante para hacerlo.