Más noticias

"Jamás me vendí y está probado": las últimas palabras de Alan García en Twitter

El expresidente peruano se suicidó este miércoles al inferirse un disparo en la cabeza, luego de que la policía se aprestaba a capturarlo.

VER MÁS FOTOS
En esta fotgrafía el expresidente Alan García saluda a sus seguidores en uno de sus viajes a Machu Pichu en 2011. AFP
En esta fotgrafía el expresidente Alan García saluda a sus seguidores en uno de sus viajes a Machu Pichu en 2011. AFP

Lima, Perú

Las últimas palabras en las redes sociales de Alan García, expresidente de Perú, quien hoy se suicidó, evidencian su malestar por las investigaciones de la Fiscalía, quien lo investigaba por supuesta corrupción.

Apenas ayer martes, el exmandatario escribía en Twitter: "Como en ningún documento se me menciona y ningún indicio ni evidencia me alcanza sólo les queda la especulación o inventar intermediarios. Jamás me vendí y está probado".

Este miércoles falleció García en un hospital tras dispararse en la cabeza cuando la policía se disponía a detenerlo en su casa por el escándalo de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht.

El dos veces presidente de 69 años fue trasladado a un hospital tras tomar la decisión de dispararse, dijo su abogado Erasmo Reyna en la puerta del Hospital de Emergencias Casimiro Ulloa, en Lima.

Tenía una herida en la cabeza y fue sometido a una operación durante la cual sufrió al menos tres paros cardíacos, según los médicos.

El secretario del expresidente, Ricardo Pinedo, confirmó que García tenía entre cuatro y cinco armas en su vivienda y que le fueron regaladas por el Comando Conjunto de la Fuerzas Armadas. "Yo mismo le tramité las licencias", precisó.

LEA: Alan García, un hábil expresidente que se quitó la vida tras acusaciones de corrupción

En la mira de las autoridades

Según los fiscales, el entonces presidente García y otros 21 funcionarios conspiraron para "facilitarle" a la empresa holandesa ATM Terminals que ganara en 2011 la concesión de la Terminal Norte del puerto del Callao.

La situación legal de Alan García se complicó después de que el pasado domingo se difundiera que la empresa Odebrecht, en el marco del acuerdo de colaboración que mantiene con la Justicia peruana, reveló que Nava, y su hijo José Antonio Nava, recibieron 4 millones de dólares de la empresa para lograr el contrato de construcción de la Línea 1 del Metro de Lima.

El escándalo de Odebrecht en Perú también ha dejado bajo la lupa de la fiscalía a los exmandatarios Alejandro Toledo (2001-2006), Ollanta Humala (2011-2016) y Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), así como la opositora Keiko Fujimori, quien está en prisión preventiva desde hace un mes.

En una de sus últimas entrevistas, Alan García dijo: "Soy el hombre más investigado del Perú en los últimos 30 años y lo que tengo es absolutamente producto de mi trabajo y así se ha demostrado", añadió a la televisora canal N.

Además: Cinco expresidentes de Perú en manos de la justicia, incluido a García

Así se despidieron de él

Los mandatarios de la región también se manifestaron tras la muerte de García.

"Conmovidos con la muerte del expresidente de #Perú, Alan García. Nos sumamos al dolor de la familia y enviamos nuestras sinceras condolencias. Paz en su tumba", tuiteó el presidente de Bolivia, Evo Morales.

Por su parte, el mandatario colombiano Iván Duque, escribió en la red social: "Con tristeza elevamos oraciones por la familia del ex-presidente del Perú, Alan García, en estos momentos de dolor por su trágica partida. Gran amigo de Colombia y promotor de la Alianza del Pacífico. Condolencias a sus seres queridos y al pueblo peruano. Descanse en Paz".

El presidente chileno Sebastián Piñera, quien también coincidió con García en su primera presidencia, "lamentó profundamente" la muerte del exmandatario. "Me tocó interactuar mucho con él, no sólo cuando ejercimos simultáneamente la presidencia, sino también antes y después. Que Dios acoja su alma. Mis pensamientos y oraciones están con su familia", tuiteó.