Más noticias

EEUU quiere elecciones adelantadas en Nicaragua

Washington busca que en un nuevo proceso electoral no participe Daniel Ortega ni su esposa Rosario Murillo.

El presidente Daniel Ortega junto con su esposa y vice presidenta Rosario Murillo. EEUU los quiere fuera de nuevas elecciones. AFP
El presidente Daniel Ortega junto con su esposa y vice presidenta Rosario Murillo. EEUU los quiere fuera de nuevas elecciones. AFP

Managua, Nicaragua.

Estados Unidos quiere elecciones adelantadas en Nicaragua sin la participación del presidente Daniel Ortega ni de su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, dijo ayer Todd Robinson, principal asesor sobre Centroamérica en el Departamento de Estado.

Estamos instando al régimen de Ortega a que negocie de buena fe y tome medidas concretas ahora para restablecer la democracia cesando la represión, liberando a las personas detenidas arbitrariamente y acordando celebrar elecciones anticipadas, libres y justas”, dijo a periodistas.

“Y vamos a impulsar la idea de que en esas elecciones buscamos nuevos líderes en Nicaragua. Líderes que no incluyen a Ortega y Murillo”, agregó.

Robinson dijo que representantes estadounidenses han mantenido conversaciones “muy directas” y “muy francas” con ambos.

LEA: EEUU congela ayuda a Guatemala por uso incorrecto de vehículos

Ortega, en el poder desde 2007 tras gobernar el país entre 1985 y 1990, ha enfrentado desde abril pasado masivas manifestaciones opositoras, cuya represión dejó al menos 325 muertos, más de 700 detenidos y unos 50,000 exiliados, según grupos humanitarios. El gobierno contabiliza 198 muertos y 350 manifestantes presos.

EEUU responsabilizó en julio pasado directamente a Ortega y a Murillo por la violencia, y pidió anticipar a este año las presidenciales de 2021 como “única” opción para superar la crisis. Ortega había descartado esa opción, ya planteada por los obispos que mediaron en el primer y fallido diálogo con la oposición, entre mayo y junio pasado. El segundo diálogo entre el gobierno y una delegación opositora, integrada por representantes de los empresarios y la sociedad civil, se reanudó ayer.