Más noticias

El Senado se prepara para dar duro golpe a Trump por su estrategia para construir el muro

Senadores republicanos han señalado que se van a unir a los demócratas en un voto para decretar la nulidad del estado de emergencia declarado por Trump.

El presidente de los EEUU, Donald Trump, camina junto a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. AFP
El presidente de los EEUU, Donald Trump, camina junto a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. AFP

Washington, Estados Unidos.

El presidente estadounidense enfrenta este miércoles una dura prueba en el Senado, que podría saldarse con una humillación si algunos republicanos deciden apoyar a los demócratas y pronunciarse contra su declaración de emergencia para construir el muro en la frontera, obligándolo a usar el veto.

Un puñado de senadores republicanos han señalado que se van a unir a los demócratas en un voto para decretar la nulidad del estado de emergencia declarado por Donald Trump en febrero, con el objetivo de asegurar el financiamiento para el muro en la frontera con México.

Trump insiste en que esta estrategia le permite eludir el paso por el Congreso y redistribuir miles de millones de dólares que estaban destinados a otras partidas, incluyendo dinero para construir o renovar instalaciones militares.

Lea más: EEUU asegura que está "decidido" a ingresar ayuda humanitaria en Venezuela

Los demócratas y también algunos republicanos pusieron el grito en el cielo argumentando que el Congreso es quien está facultado constitucionalmente para controlar la gestión financiera del gobierno y que declarar una emergencia para hacerse con fondos para el muro fronterizo es un abuso flagrante de autoridad.

Los republicanos controlan el Senado con 53 escaños frente a 47, pero seis senadores oficialistas han dado señales de que cruzarán el pasillo del hemiciclo para unirse a la oposición a la hora de votar, lo que les da a los demócratas suficientes votos.

El senador republicano Mitt Romney, que compitió contra Barack Obama en la campaña presidencial de 2012, dijo que apoyará la moción de los demócratas afirmando que este "es un voto a favor de la Constitución y por el equilibrio de poderes".

Un sector de los republicanos intentó frenar la desbandada forjando un acuerdo el miércoles para limitar los poderes presidenciales asociados a esta declaración de emergencia, pero Trump se negó y adoptó una estrategia de confrontación.

Lea más: EEUU anuncia que todos sus diplomáticos salieron de Venezuela

"¡No voten con (Nancy) Pelosi!", dijo este jueves en Twitter en referencia a la presidenta de la Cámara de Representantes y principal figura de la oposición que tramitó el proyecto contra la declaración de emergencia que ahora vota el Senado.

- "Un juicio de la historia" -

Si la medida pasa en el Senado, será el turno de que Trump se pronuncie nuevamente y el presidente dijo que está dispuesto a usar por primer vez su poder de veto para frenar el proyecto.

"Estoy preparado para vetarlo, si es necesario", escribió en Twitter. "¡La frontera sur es una pesadilla humanitaria y para la seguridad nacional, pero es algo que se puede arreglar muy fácilmente!", estimó.

El líder de la bancada republicana en el Senado, Mitch McConnell, expresó su apoyo a la estrategia de Trump justificando que el sistema de seguridad fronteriza está "en un punto de ruptura", en un intento por ordenar sus filas antes de la votación.

Lea más: China alerta de "incumplimiento frecuente de derechos civiles" en EEUU

Pero el jefe la bancada demócrata, Chuck Schumer, dijo que esta estrategia es obra pura del "resentimiento".

"Es nuestro trabajo aquí en el Congreso limitar una extralimitación del Ejecutivo", afirmó Schumer, para quien esta votación es "un juicio de la historia".

En medio de las negociaciones en los pasillos de Capitolio, la Casa Blanca movió ficha y presentó el lunes un proyecto de presupuesto para 2020 que contiene una partida de 8.600 millones de dólares de financiamiento para el muro, una cifra muy por encima de los 5.700 millones que había pedido inicialmente este año.

Es poco posible que esa iniciativa pase, dado que el Congreso había rechazado ya otorgar los 5,700 millones de dólares en una amarga pugna que dejó al gobierno en una parálisis presupuestaria de más de un mes y se limitó a otorgarle a Trump un total de 1.375 millones de dólares para construir una barrera en un tramo de 55 kilómetros en Texas.

Este voto se produce después de que el miércoles el Senado aprobara un voto contra la participación de Estados Unidos en el conflicto en Yemen.

Si esta otra votación es confirmada por la Cámara Baja, donde los demócratas son mayoría, Trump podría verse obligado a usar dos veces en pocos días el procedimiento de veto.