Más noticias

Ortega descarta adelantar elecciones, pero ofrece liberar a presos por protestas

Las protestas que detonaron la crisis iniciaron el 18 de abril de 2018 contra una reforma a la seguridad social.

Lilliam Ruiz, madre de un periodista preso.
Lilliam Ruiz, madre de un periodista preso.

Managua.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, develó ayer su agenda para las negociaciones con la oposición, en la que descartó adelantar las elecciones de 2021, ofreció liberar a detenidos durante las protestas y pidió a la comunidad internacional suspender las sanciones.

En un comunicado, el gobierno negó una vez más el adelanto de las elecciones que ha planteado la oposición.

La propuesta ofrece fortalecer las libertades y derechos, pedir a la comunidad internacional que no aplique sanciones al país y liberar a detenidos en las protestas que estallaron en abril de 2018, dejando unos 325 muertos, 600 presos y miles de exiliados.

Sobre la liberación de detenidos, el comunicado detalló que se trataría de aquellos “que aún no han sido juzgados”, mientras que en el caso de los ya juzgados “se revisarán sus expedientes” para no generar “impunidad”.

La propuesta de agenda del gobierno para la mesa de negociación con la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) fue divulgada en momentos que hay un “impasse” en el proceso de pláticas que busca ponerle fin a la crisis que vive el país desde el año pasado.
El viernes, el episcopado rechazó participar en el diálogo entre el gobierno y la oposición.