Más noticias

Piden anular una causa contra el expresidente salvadoreño Saca por prescripción

El juez titular dio una hora y media de receso para que el Ministerio Público prepare su respuesta.

El expresidente de El Salvador Elías Antonio Saca (2004-2009) sale escoltado este viernes, en San salvador, El Salvador. EFE
El expresidente de El Salvador Elías Antonio Saca (2004-2009) sale escoltado este viernes, en San salvador, El Salvador. EFE

San Salvador, El Salvador.

La defensa del expresidente de El Salvador, Elías Antonio Saca (2004-2009) pidió este viernes que se anule la causa por lavado de dinero de 10 millones de dólares donados por Taiwán a su antecesor, Francisco Flores (1999-2004), por la prescripción del delito.

El fiscal Héctor Martínez explicó a los periodistas que la defensa Saca y otros dos implicados presentaron la petición al comienzo de la audiencia inicial en el Juzgado Segundo de Paz de San Salvador, cuyo juez titular dio una hora y media de receso para que el Ministerio Público prepare su respuesta.

En la audiencia, que se instaló pasadas las 09.00 hora local (15.00 GMT), están el exmandatario y otros dos acusados vinculados a la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), partido que llevó al poder a Saca y a Flores.

El exjefe de Estado salió brevemente del sitio en el que se desarrolla la audiencia y se limitó a decir, al ser preguntado por periodistas sobre su postura ante la acusación, que "dejemos que funcione el proceso".

Los otros dos implicados son Antonio Balzaretti y Juan Tennat Wright Castro, cuyo papel en esta trama de corrupción no ha sido explicado por la Fiscalía General de la República (FGR).

Lea: México: 23 de los migrantes muertos en accidente eran de Guatemala

La acusación del Ministerio Público también incluye al expresidente Francisco Flores y a Mauricio Samayoa, ambos fallecidos y para quienes la FGR solicitó el sobreseimiento de la causa.

Según Francisco Beltrán Galindo, defensor de Balzaretti, el delito atribuido por Fiscalía se cometió en abril de 2004, por lo que prescribió en el año 2014, cuando se cumplieron los 10 años que la legislación salvadoreña otorga para iniciar una causa penal.

Un portavoz de la Fiscalía explicó a Efe que estos 10 millones son parte de los 15 millones que supuestamente Flores desvío de un donativo de Taiwán para atender a las víctimas de dos terremotos que asolaron al país en 2001.

El director Contra la Corrupción y la Impunidad de la FGR, Germán Arriaza, presentó la acusación el pasado 1 de marzo y no dio mayores detalles del caso a la prensa.

"Se ha establecido fehacientemente la existencia del delito de lavado de dinero y activos y consideramos que tenemos los elementos necesarios para establecer su participación", apuntó escuetamente.

Flores fue enviado a juicio por la supuesta malversación de los fondos donados por el país asiático en 2015, pero falleció en 2016 antes de que se instalara el proceso.

Según la Fiscalía, el exmandatario Flores se apropió de 5 millones de dólares y los otros 10 los desvió a cuentas de Arena.

Esta versión fue respaldada en 2016, durante las exequias de Flores, por el expresidente de Arena Jorge Velado, mientras que la exvicepresidenta Ana Vilma de Escobar (2004-2009) señaló a periodistas que el dinero fue utilizado para la campaña electoral de Saca.

Saca, el primer expresidente de la democracia salvadoreño en ser condenado por corrupción, purga una pena de 10 años de prisión que recibió en septiembre de 2018 por desviar y lavar más de 300 millones de dólares del presupuesto estatal durante su gestión.

Los casos de corrupción que implican a expresidentes, incluido Mauricio Funes (2009-2014), asilado en Nicaragua, suman más de 666 millones de dólares cuestionados. Texto y foto de EFE.