Más noticias

Caos, muerte y saqueos se apoderan de Haití

El presidente Jovenel Moise enfreta una creciente ola de protestas que exigen su renuncia.

Militares intentan controlar los saqueos que se han presentado en Puerto Príncipe.
Militares intentan controlar los saqueos que se han presentado en Puerto Príncipe. / Foto: EFE

Puerto Príncipe.

Los haitianos continuaron ayer en las calles, por sexto día consecutivo, para exigir la renuncia del presidente Jovenel Moise, con protestas cada vez más violentas, que mantienen prácticamente paralizado el país.

En la capital, los bancos y las escuelas siguieron cerrados, al igual que la mayoría de los negocios y estaciones de combustibles, algunos de los cuales han sido saqueados por enfurecidos manifestantes, que respaldan las protestas, que se iniciaron el 7 de febrero, el mismo día que se cumplió el segundo año del mandato de Moise, quien sigue en silencio tras el llamado al diálogo que hizo el sábado y que es rechazado por un sector de la oposición.

Al igual que en los últimos días, las calles de Puerto Príncipe se vieron alteradas por la quema de neumáticos y diferentes objetos, dificultando el tráfico, por lo que en las vías solo se observan unas pocas motocicletas.

Tras unas primeras horas de aparente calma, manifestantes salieron en masa por las calles de Delmas, al sur de la capital, al igual que en la zona de Petionville, al sureste, para seguir reclamando la renuncia del mandatario de la nación, cuya situación económica se agravó este año por una fuerte depreciación del gourde, la moneda oficial, así como por la crisis de electricidad derivada de la escasez de gasolina, sumada a una inflación de dos dígitos.

La Policía, por su lado, trata de controlar las protestas, que se han cobrado la vida de al menos 7 personas y han dejado varias heridas.

El excandidato presidencial Moise Jean Charles, quien respalda las protestas, dijo que “estamos en la fase final” del Gobierno del Partido Haitiano Tet Kale (PHTK) y agregó que el presidente “tiene que tomar una decisión rápida para evitar el caos”.

“Hoy todo el país está unido para sacar a Jovenel Moise del poder. Vamos a estar en la calle hasta que se vaya”, apuntó, y dijo estar seguro que “ese día será muy pronto”.

Un informe divulgado en enero incluyó a una compañía que fue liderada por Moise como una de las beneficiarias de fondos para el proyecto de construcción de una carretera, para el que nunca se firmó contrato. También denuncian irregularidades en el programa Petrocaribe, a través del cual Venezuela suministra petróleo a este país a precios blandos.