Más noticias

Pentágono enviará 3,750 militares más a frontera

Trump afirma que las nuevas tropas detendrán las caravanas de migrantes que recorren México

VER MÁS FOTOS
Militares y agentes de la Patrulla Fronteriza realizaron simulacros para frenar disturbios en la frontera.  AFP
Militares y agentes de la Patrulla Fronteriza realizaron simulacros para frenar disturbios en la frontera. AFP

Washington, Estados Unidos

El Departamento de Defensa de Estados Unidos anunció ayer que enviará 3,750 soldados a la frontera suroeste con México durante tres meses para prestar respaldo adicional a los agentes de aduanas y protección fronteriza ante la llegada de las caravanas de migrantes centroamericanos en los últimos meses.

El nuevo contingente llegará a la frontera este jueves.

En una declaración, el portavoz del Pentágono, el teniente coronel Jamie Davis, recordó que el secretario interino de Defensa, Patrick Shanahan, anunció la ampliación a septiembre próximo de la misión de apoyo a las autoridades del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), tal como había solicitado esa rama del Gobierno estadounidense.

El Ejército tiene desplegados a cerca de 5,600 militares en la frontera con México, repartidos entre los estados de Texas (2,400), Arizona (1,400) y California (1,800).

Este despliegue había sido autorizado para terminarlo el próximo 31 de enero por el anterior secretario de Defensa, Jim Mattis.

La misión de estas tropas es prestar apoyo logístico al DHS y a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) para evitar la entrada de migrantes indocumentados en el país.

El anuncio del Pentágono ocurre luego que el presidente Donald Trump afirmara durante el fin de semana que “tres caravanas separadas están marchando hacia nuestra frontera. Los números son tremendos”.

El magnate se refiere a una caravana de migrantes hondureños que recorre México con la esperanza de solicitar asilo en Estados Unidos y otro grupo de migrantes salvadoreños que espera ingresar en territorio mexicano.

Trump destacó que las tropas adicionales ayudarán a detener esta nueva caravana “como lo hicieron con las anteriores”. Actualmente, más de 3,000 migrantes se encuentran parados en Tijuana.