EUA: ente humanitario regala comida a los empleados de gobierno

Chef español José Andrés se solidariza con los empleados federales Pelosi le pide a Trump cancelar discurso del día 29.

Nancy Pelosi le pidió ayer a Trump que cancele el discurso del Estado de la Unión programado para el 29 de enero. afp
Nancy Pelosi le pidió ayer a Trump que cancele el discurso del Estado de la Unión programado para el 29 de enero. afp

Washington, Estados Unidos

Como si de un desastre natural se tratara, la organización de asistencia humanitaria World Central Kitchen, del chef español José Andrés, entregó ayer en pleno corazón de Washington emparedados y sopa a decenas de empleados federales y sus familias afectados por el cierre parcial de la Administración.

Dato
Proveedores de Internet y compañías de celulares han anunciado facilidades de pago para sus clientes golpeados por el cierre.

World Central Kitchen, que ha brindado comida en Haití a los damnificados por el terremoto del 2010 y en Puerto Rico a los afectados por el huracán María en 2017, atendió ayer a hombres y mujeres que 26 días después de la parálisis parcial de la administración estadounidense siguen sin recibir su pago.

En traje de oficina, con uniformes de la Policía de Parques Naturales o de alguna otra entidad federal, contratistas y empleados se iban sumando poco a poco a una fila que paulatinamente empezó a crecer hasta cruzar la esquina del 701 en la tradicional avenida Pensilvania de Washington.

“Necesitamos ayuda... el Gobierno nunca debería tener un cierre”, dijo Sam Bradley, una empleada que se quejó de que la parálisis parcial esté teniendo un impacto humano.

Michael, como aceptó identificarse otro de los empleados, lamentó el “impacto negativo” que esta situación está teniendo en las familias, los vecinos, el país, y se declaró “frustrado” por ello. Otros en cambio preferían no hablar con la prensa e incluso se resguardaban bajo las capuchas de sus chaquetas invernales mientras esperaban entrar al pequeño café que ayer recibió una romería de comensales.

Jennifer, una joven mexicana que ha continuado trabajando sin recibir pago, calificó como “difícil” la situación. “En lugar de tratar de hacer esa pared deben de mejor hacer otras cosas”, apuntó, en alusión al punto de discordia entre republicanos y demócratas: el muro que pretende erigir el presidente Donald Trump, en la frontera con México.

LC shutdown 160119(800x600)

Presión

La presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, pidió ayer al presidente Trump que posponga el discurso sobre el Estado de la Unión previsto para el 29 de enero a causa de la paralización de parte de la administración.

Además
Ferias de empleo han proliferado para aquellos que optan por trabajar en otro sitio mientras dura el cierre.

“Desafortunadamente, teniendo en cuenta los problemas de seguridad y, a menos que los servicios del Estado reabran esta semana, sugiero que trabajemos juntos para encontrar otra fecha... o que considere dar su discurso sobre el Estado de la Unión por escrito al Congreso”, dijo Pelosi en una carta al mandatario.

El mandatario volvió a arremeter ayer contra los demócratas. “Es cada vez más obvio que los radicales demócratas son un partido de fronteras abiertas y crimen. No quieren tener nada que ver con la gran crisis humanitaria en nuestra frontera sur”, tuiteó Trump.

Pelosi y Trump llevan enfrascados en una batalla presupuestaria que se alarga ya más de tres semanas en las que alrededor de 800,000 funcionarios federales debieron ser licenciados sin goce de sueldo, e incluso aquellos que tienen cargos considerados esenciales trabajan sin percibir sus salarios. Entre estos últimos están los agentes del “Servicio Secreto”, encargado en de la seguridad de personalidades como el presidente y de eventos como el discurso sobre el Estado de la Unión, recordó Pelosi en su misiva a Trump.