Más noticias

Croacia renuncia a la compra de cazas F-16 de Israel por la negativa de EEUU

La renuncia a la compra de los cazas no supondrá ningún perjuicio económico para Croacia.

Varios aviones de combate F-16. EFE/Archivo
Varios aviones de combate F-16. EFE/Archivo

Zagreb, Croacia.

Croacia ha renunciado a comprar a Israel 12 aviones de combate F-16 de segunda mano después de que Tel Aviv informara a Zagreb de que no obtuvo la aprobación necesaria por parte de EEUU, donde se fabricaron los cazas.

"Israel ha fracaso en la obtención de los permisos de EEUU para vender los F-16. El Gobierno, por tanto, cancelará su decisión de comprar los cazas", anunció poco antes de esta medianoche el Ejecutivo en su cuenta de Twitter.

Horas antes, el director general del Ministerio de Defensa de Israel, Udi Adam, informó en Zagreb de la situación al titular de Defensa croata, Damir Krsticevic.

En una declaración a la prensa sin preguntas, Krsticevic recordó que la renuncia a la compra de los cazas no supondrá ningún perjuicio económico para Croacia.

El acuerdo sobre la venta de los cazas israelíes de segunda mano, producidos en 1987 y 1988, con equipamiento compatible con la OTAN, fue acordado en marzo pasado por 3,000 millones de kunas (400 millones de euros).

Lea: Fuertes nevadas obligan a cancelar unos 200 vuelos en Múnich y Fráncfort

La operación se complicó debido a que Washington exigió que de forma previa a la venta se desmontaran equipos electrónicos de tecnología estadounidense agregados por Israel, pero en tal caso Zagreb anunció que renunciaba a la compra.

La presidenta de Croacia, Kolinda Grabar-Kitarovic, ha manifestado su preocupación esta semana sobre si los tres vetustos Mig-21 soviéticos que tienen las fuerzas aéreas croatas pueden estar operativos hasta 2024, cuando expira su vida útil.

El primer ministro, Andrej Plenkovic, anunció días atrás que de fracasar la compra a Israel se buscarán otras alternativas para poder garantizar la defensa del espacio aéreo del país, que desde 2009 forma parte de la OTAN.

Varios analistas y opositores croatas comentaron que Croacia debió saber desde el principio que la venta de tecnología militar de EEUU a terceros es una cuestión difícil. Texto y foto de EFE.