Más noticias

EEUU mata "en defensa propia" a cuatro terroristas de Al Shabab

Por el momento se descarta que se hayan producido víctimas civiles en el ataque.

El Ejército de EEUU coopera con el de Somalia y con la AMISOM, una misión de la Unión Africana (UA) aprobada por la ONU, en operaciones antiterroristas.
El Ejército de EEUU coopera con el de Somalia y con la AMISOM, una misión de la Unión Africana (UA) aprobada por la ONU, en operaciones antiterroristas.

Washington, Estados Unidos.

El ejército de Estados Unidos mató ayer a cuatro combatientes del grupo terrorista Al Shabab durante un ataque aéreo ejecutado "en defensa propia" en Somalia, informó hoy el mando militar para África (Africom).

"El bombardeo tuvo por objetivo a un grupo de combatientes después de que tropas estadounidenses y aliadas sufrieran un ataque", indicó el Africom en un comunicado en el que detalló que la acción tuvo lugar en las proximidades de la localidad de Awdheegle, a unos 70 kilómetros al sudoeste de la capital del país, Mogadiscio.

Por el momento se descarta que se hayan producido víctimas civiles en el ataque.

"El grupo (Al Shabab) aprovecha partes del sur y del centro de Somalia para planificar y dirigir ataques terroristas, robar ayuda humanitaria, extorsionar a la población local para así financiar sus operaciones y dar cobijo a terroristas radicales", denuncia el comunicado.

LEA: Dos muertos y al menos 20 heridos por explosión en fábrica de Santo Domingo

El Ejército de EEUU coopera con el de Somalia y con la AMISOM, una misión de la Unión Africana (UA) aprobada por la ONU, en operaciones antiterroristas que incluyen la lucha contra los yihadistas y la destrucción tanto de sus campos de entrenamiento como de sus infraestructuras.

Según datos del Pentágono obtenidos por Efe, durante 2017 las fuerzas armadas estadounidenses llevaron a cabo 35 bombardeos en Somalia, tanto contra miembros de Al Shabab como de la organización terrorista Estado Islámico (EI), en los que perdieron la vida más de 200 presuntos radicales.

Al Shabab, que se unió en 2012 a la red internacional de Al Qaeda, controla parte del territorio en el centro y el sur de Somalia.